La Nasa dijo Eureka! descubrió un sistema con 7 planetas habitables

Este pasado Miercoles 22 de febrero, La NASA convocó una rueda de prensa inesperada sobre un descubrimiento fuera del Sistema Solar. Dicha rueda de prensa fue organizada para revelar un descubrimiento relacionado con exoplanetas, los cuerpos espaciales considerados con más posibilidades de albergar vida extraterrestre.

Los exoplanetas o planetas extrasolares, que orbitan fuera de nuestro Sistema Solar, están considerados como los cuerpos celestes con más posibilidades de albergar vida.

La NASA descubre un nuevo sistema solar con siete planetas que podrían albergar vida

La vida puede haber evolucionado en al menos tres planetas en un sistema solar recientemente descubierto y que se encuentra a tan solo 39 años luz de la Tierra, ha anunciado este miércoles la NASA en una rueda de prensa convocada de manera repentina.

Los científicos han descubierto al menos siete planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de la estrella enana fría conocida como TRAPPIST-1. Los seis planetas interiores se encuentran en una zona templada donde las temperaturas de la superficie varían de cero a 100 grados Celsius.

 

Se cree que al menos tres de estos mundos podrían contar con océanos, lo que aumenta la probabilidad de albergar vida.

“El descubrimiento de múltiples planetas rocosos con temperaturas de superficie que permiten la presencia de agua líquida hacen de este sorprendente sistema un futuro objetivo en la búsqueda de vida”, declaró el astrónomo británico Chris Copperwheat.

¿Hay alguien ahí fuera?

Los científicos han precisado que al menos siete planetas del tamaño de la Tierra orbitan alrededor de la estrella enana fría de dicho sistema, conocida como TRAPPIST-1. Los seis planetas interiores se encuentran en una zona templada donde las temperaturas de la superficie varían de cero a 100 grados Celsius.

De los planetas descubiertos se sabe lo siguiente:

  1.     Este sistema se encuentra a tan solo 39 años luz de la Tierra.
  2.     Los planetas tienen entre 0,4 y 1,4 veces la masa de la Tierra y su tamaño aproximado es similar al de nuestro planeta.
  3.     La frecuencia con la que dan una vuelta alrededor de la estrella varía desde un día y medio hasta 20 días.
  4.     Los científicos creen que cada planeta del sistema siempre muestran su misma cara a la estrella.
  5.     La atmósfera de algunos planetas podría ser similar a la de la Tierra o de Venus.
  6.     Aunque los expertos afirman que las temperaturas de superficie permiten la presencia de agua líquida, los planetas están demasiado lejos para probar que sí la alberguen.
  7.     Las temperaturas de superficie varían de cero a 100 grados Celsius.
  8.     Se cree que al menos tres de estos mundos podrían contar con océanos, lo que aumenta la probabilidad de que alberguen vida.
  9.     Ninguno de los planetas tiene luna, si bien se encuentran tan cerca uno del otro que se verían como la Luna desde la Tierra.
  10.     Los planetas se encuentran mucho más cerca de su estrella que en el Sistema Solar: si TRAPPIST-1 ocupara el lugar del Sol, todos sus planetas se encontrarían dentro de la órbita de Mercurio.
  11.     Este sistema solar se formó, probablemente, hace 500 millones de años, mientras que nuestro Sol se formó hace 4.500 millones de años.

Por su parte, el administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA, Thomas Zurbuchen, ha afirmado que el descubrimiento podría significar que “el hallazgo de una segunda Tierra no es una cuestión de ‘si’, sino de ‘cuando'”.

Debido a que el sistema está tan cerca de la Tierra, los astrónomos pueden estudiar las atmósferas de los planetas con relativa facilidad, lo que podría revelar una asombrosa diversidad de mundos cubiertos de rocas o de hielo. Ningún otro sistema estelar conocido contiene un número tan grande de planetas del tamaño de la Tierra y probablemente rocosos, señalan los científicos.

 

El tema ya no es saber si es que encontraremos una segunda Tierra, sino cuándo

Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de la Misión Científica en la sede de la NASA de Washington, ha comentado el nuevo descubrimiento de la agencia espacial afirmando que el mismo “nos da una pista de que el tema no es saber si es que encontraremos una segunda Tierra, sino cuándo”.

“Estamos dando un paso adelante para responder a la pregunta de si estamos solos aquí”, señaló el especialista. Mientras tanto, el director del Spitzer Science Center de la NASA, Sean Carey, sostuvo que “se trata del descubrimiento más emocionante que hemos realizado con el telescopio Spitzer en sus 14 años de operación”.

 

 


 

Hasta aqui todo lo informado por la Nasa, esperemos que pronto, y con tanta motivación, puedan proporcionar o desarrollar los medios tecnológicos adecuados para poder llegar hasta tales tentadores destinos planetarios  (si no es que ya no la tienen). Si no , sería como la zanahoria delante del burro para que camine y nunca alcanzarla….

 

Hasta la próxima

 

David (10% Nori-El)
foto-perfil-300

 


 

Mas Información y Fuentes:

actualidad.rt.com

dailymail.co.uk/sciencetech

 



Compartir