Stephen Hawking, El genio que sabía casi todo

El mundo de la ciencia se lamenta, el puesto de científico más famoso del mundo ha quedado vacante, se fue una de las mentes más grandes de la ciencia contemporánea. Nos dejó un legado de descubrimientos y sus teorías abrieron un universo de posibilidades que el resto del mundo científico aún lo está explorando.

Si Galileo fue de los primeros en darse cuenta de que la Tierra no estaba en el centro de todas las cosas y Einstein cambió el mundo con su teoría de la Relatividad, Hawking también hizo lo propio al demostrar que el origen del Universo estuvo marcado por un Big Bang y dar carta de identidad a unos misteriosos objetos que hoy todo el mundo conoce gracias a él, los agujeros negros. “Mi objetivo -dijo en cierta ocasión- es simple. Un completo conocimiento del Universo, por qué es cómo es y por qué existe”.


Durante sus 76 años de vida, Hawking logró la difícil hazaña de destacar tanto por su trabajo científico como por su condición humana.

11 Curiosos datos sobre su vida

Es conocido como el hombre que se atrevió a desafiar al universo, el que se enamoró tanto del cosmos que busco cómo desentrañarlo para poder cuestionar, incluso, el mundo tal y como lo conocemos.

Stephen Hawking se aventuró a decir que existe vida más allá de la Tierra y escribió sobre ello, dejando la duda sembrada y la oportunidad para comprobar cada una de sus palabras, las que sus más fieles seguidores consideran cien por ciento reales.


Pero poco conocemos de su parte humana, esa que va más allá de sus libros y su terrible enfermedad que lo fue consumiendo poco a poco, hasta este día en el que nos ha dejado en el terrenal planeta en el que coexistimos.

1. De seguir el consejo de su padre, hubiera sido médico


Siempre fue de carácter fuerte y se negó a ser médico con una simple respuesta: la medicina no es una ciencia exacta. Además, le parecía por demás aburrida.

2. Tenía los peores promedios en la escuela

Siempre fue un alumno con pésimas calificaciones, pero cuando se trataba de cuestiones sobre el universo su rostro reflejaba su gran pasión. Su compañeros lo apodaban “El Einstein”.

3. Era muy travieso, siempre terminaba destruyendo todo


La curiosidad por conocer el origen de los objetos y cómo funcionan la tuvo desde muy pequeño. Su familia asegura que todo comenzó con la destrucción de relojes, radios y otros aparatos que tenía en casa. Seguido provocaba enfado en sus padres; jamás imaginaron que sería un grande de la ciencia.

4. Le gustaba remar

Incluso formó parte del equipo de remo de la Universidad de Oxford, hasta poco antes de ser diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica.

5. Los médicos aseguraron que viviría solo hasta los 23

La precisión de la Medicina en aquel entonces llevó a los médicos a darle el diagnóstico a Hawking con un promedio de vida de solo 23 años; su vida terminó a los 76.

6. Se casó 2 veces y tuvo 3 hijos

Lucy, Robert y Tim, los nombres de sus hijos.

7. Participó en una canción junto a Pink Floyd

 

 

La banda de rock Pink Floyd lo invitó a participar en una canción en su honor, con el nombre Talkin’ Hawkin.

8. Una neumonía le robó su voz y “le regaló” su característica voz robótica


La enfermedad se complicó y tras varias semanas de intensos tratamientos, con los que incluso quedó en coma, los médicos recomendaron desconectarlo, pero Jane Wilde, su entonces esposa, se negó. Recurrieron a una traqueotomía como último recurso que lo dejó sin habla. Tiempo después optaron por el sintetizador de voz que utilizó hasta el final.

9. Fue el primer tetrapléjico en vivir la experiencia cero

Stephen fue invitado por la compañía Zero Gravity Corporation, para ser el primer humano tetrapléjico en experimentar la gravedad cero, a los 65 años de edad.

10. Fue de los pocos científicos con gran difusión

 

 

Participó en Los Simpson, The Big Bang Theory y Star Trek: nueva generación.

11. Creía fielmente en los extraterrestres

Hasta el final de sus días aseguró que en algún momento de la historia de la Tierra, esta será invadida por extraterrestres. Creía firmemente en que existe inteligencia superior en alguna parte del cosmos, que dentro de poco tiempo (nunca aseguró cuánto) seremos derrotados por seres superiores.

 

 


 

Si bien las casualidades no existen, el destino quiso que Stephen Hawking naciera un 8 de enero, el mismo día en que murió Galileo, y que su muerte se produjera un 14 de marzo, el día del nacimiento de Einstein. Dos de los mayores genios de la Ciencia de todos los tiempos y a cuyos nombres, a partir de ahora, se une el suyo también para la eternidad. Un pequeño homenaje para un grande, hasta siempre querido maestro.

 

Hasta la próxima

 

David (10% Nori-El)
foto-perfil-300

 

“Hay mayor realidad que nuestra mayor ficción”

Maestro Nori-El

 


 

Mas Información y Fuentes:

difundir.org
noticiasdelaciencia.com
www.abc.es

 



Compartir