De los Engramas PT2

De los Engramas PT2.

Si hemos hablado de implantes físicos a nivel celular en la PT1 ( Engramas celulares), ahora hablaremos en sentido amplio de Implantes en la Mente de las personas, los thetanes y espíritus (Engramas conceptuales).

Implantes Mentales Individuales:

1) Quería hacer mención a un tipo de Implante mental. En un instante de semi-inconsciencia (Daños físicos como caídas, shocks eléctricos, estados de embriaguez, operaciones médicas, sedantes, drogas etc.) en donde nuestra mente analítica está mermada, se nos pueden implantar ideas mentales ( palabras) que nos obliguen de manera totalmente inconsciente a tener diferentes sensaciones, ideas o a actuar de manera totalmente involuntaria cada vez que se den los restimuladores necesarios para ello. Una hipnosis puramente involuntaria.

2) El estado asociativo que realizara Pavlov con los perros cuando se daban los estímulos necesarios fue un gran descubrimiento respecto a ciertos mecanismos de funcionamiento de la la mente y su posible aplicación en el ser humano. Bien conocidos hoy son proyectos como Mk-Ultra o Monarca, en los que implantes mentales son introducidos a sujetos mientras están bajo el efecto de ciertas drogas. Pura hipnosis al igual que en el apartado anterior, pero esta vez forzada, provocada por unos pocos y con fines totalmente nefastos sobre las personas involucradas.

3) Los Preconceptos: Este apartado es de los más complicados. Si bien nunca los hemos tratado como engramas, en sentido amplio podríamos exponerlos aquí. Hablamos de Ideas establecidas en nuestra mente que condicionan nuestro estado de Ser. Mejor dicho, nos impiden llegar a Ser.

Desde que nacemos, lo hacemos en una familia, somos educados en ella y fuera de la misma, adquirimos una personalidad ( Del griego prosopón, “máscara”) crecemos y nos desarrollamos en un contexto, experimentando y estableciendo nuestros propios datos estables de la vida. Hablamos de creencias, costumbres, educación etc…si bien es imposible despegarnos de todo eso, pues la encarnación se realiza en un contexto, SÍ es posible realizar una introspección de nuestra vida, una meditación tal que nos haga separarnos y tener una consciencia que nos permita darnos cuenta del gran lastre que suponen ciertas ideas y emociones que hay en nuestra mente.

Aunque gran parte de la población piensa que es consciente de sus ideas, realmente no lo es, en tanto en cuanto a como se identifica con ellas y con su mente.

Hay una diferencia entre recurrir a nuestras ideas y Datos estables cuando se necesitan, y otra cosa distinta es someternos a ellas y ser esclavos de las mismas. Tenemos ideas tan, pero tan incrustadas que si no podemos actuar conforme a ellas, nuestra mente reactiva saltará una y otra vez a través de Roles para poder defenderlas y aferrarse a ellas a toda costa. Esto es IDENTIFICACIÓN. Esto es lo que diferencia un Dato estable de un Preconcepto.

Sufrimos, y lo hacemos en gran medida por nuestros roles del ego que en gran medida se “alimentan” sobre preconceptos. No se trata de cuestionar constantemente los preconceptos de los demás para ver si son más o menos “correctos”. No se trata de eso. Se trata de observarnos a nosotros mismos. Se trata de disociar nuestra mente con todas las ideas y emociones que hay en ella…de lo que realmente somos.
No estoy hablando de una extinción de la misma o de que sea perjudicial, sino de ser consciente de nuestra mente como instrumento que es. Y cuando realmente hay CONSCIENCIA de esto, seremos capaces de escuchar, de dialogar, de comprender, de rehacer nuestros postulados y datos estables constantemente así como de integrar nuestros roles del ego.
Antes de cuestionar los postulados ajenos, es importante empezar por los de uno mismo.

Si bien hay cientos de maestros que han hablado de ello, creo que el mayor exponente en esta materia fue Siddharta Gautama, el Buda.

Los Implantes mentales grupales ( Engramas sociales):

Obviamente dichos preconceptos se dan en contextos a lo largo del tiempo. Hablamos de culturas, costumbres, hábitos, tendencias…Podemos agruparlos de miles de maneras: Desde una tribu africana, pasando por una etnia, hasta países, continentes, planetas etc…Quizás sean las clases o sujetos dominantes los que suelen imponer dichos preconceptos. A veces por la fuerza, y otras muchas, por la manipulación: Lo hacen creando patrones de comportamiento, generando ciertas ideas en la sociedad a lo largo de diferentes periodos de tiempo, “imponiendo” una percepción de la realidad de manera progresiva, donde la sociedad va aceptando en su psiquis un modo de pensar, un modo de actuar y sobre todo, de reaccionar. Cientos de intereses creados en el mundo en el que vivimos hacen que sea importante un cuestionamiento constante de dichos implantes sociales.

Los engramas conceptuales de los Thetanes y los espíritus.

Hablando de implantes en sentido amplio distinguimos:

1) Preconceptos:
La percepción subjetiva del 10% encarnado se trasladará al espíritu. ( véase la reflexión, de nuestras percepciones). Básicamente se repite lo ya comentado con los preconceptos pero subiríamos una escala. A medida que el espíritu no sea capaz de disociar el rol vivido de lo que realmente es, habrá una IDENTIFICACIÓN con las personalidades adquiridas en las encarnaciones. Roles vividos en unas vidas condicionarían en la elección de otros roles en futuras reencarnaciones. Apegos, necesidades, engramas y roles del ego por doquier en los planos densos. La Rueda del Samsara comenzaría a girar y a girar.

2) Engramas conceptuales del Thetán proyectados sobre su parte encarnada:
Así, estando encarnados, las diferentes emociones, roles y engramas del Thetán condicionarían en mayor o menor medida a su parte encarnada. Cientos de psicoauditaciones realizadas así lo demuestran. Desde relatos de frustración en base a expectativas en encarnaciones, pasando por diferentes emociones: Miedos, iras, odio, pesar, disconformidades…todo es descargado a “tierra” a través de un medium.

Cabe decir que los engramas a nivel mental o conceptual ( ya procedan del 10% encarnado o de su 90%) agravan o repercuten con frecuencia en el cuerpo físico de la persona, alterando su estado de equilibrio de miles de maneras posibles (haciendo que nuestros órganos internos no funcionen con normalidad, afectando a las defensas, a la segregación de sustancias químicas en procesos metabólicos etc.).

3) Engramas mentales adquiridos por la parte encarnada transmitidos al Thetán:
Como dijimos en la Parte 1, dependiendo de la gravedad de los mismos, los espíritus y thetanes lo sienten a su manera, no siendo necesario que se tenga que desencarnar para que los engramas adquiridos por el 10% encarnado se traspasen a su yo superior.
Dentro de los engramas conceptuales haríamos mención concreta al daño físico recibido en el cuerpo en el que habita un 10%, pues también es percibido o sentido por el Thetán, a su manera pues carece de cuerpo, pero también se pueden observar como se descargan en psicoauditaciones.

Luis Sanmartin



Compartir