Entrevista a Raúl Caballero, director y fundador de Tetra-El

raul

  1. Hola Raúl, me gustaría que te presentes y nos digas tu edad, de donde eres, plano espiritual y O.T.
    ¡Hola! Por supuesto. Me llamo Raúl Caballero. Vivo en España. Tengo 28 años y llevo desde los 19, que fundé Tetra-El, trabajando con la mediumnidad.  Ya hace casi una década. Fíjate que por aquel entonces mi thetán era plano 4 y hoy está en el plano 5.9. En aquel entonces era OT IV y hoy soy OT XII. Por supuesto los números no es lo más importante, pero se pueden lograr buenos resultados mediante el esfuerzo en el día a día.
  2. ¿Como fue que te acercaste  a estos conocimientos y porqué?
    Siempre había tenido una fuerte inclinación por el Servicio y desde muy pequeño había tenido distintas experiencias espirituales y pensamientos trascendentales más allá de lo mundano o superficial.
  3. Sé que eres el director de un grupo espiritual, ¿cómo se llama y que finalidad tiene?
    Mi Grupo Espiritual se llama Tetra-El y se caracteriza por ser un grupo de Servicio. Creemos que la coherencia y el sentido común está por encima de todo y es por eso que tratamos de entender las cosas mediante la ciencia y lo racional… La finalidad del Grupo es “despertar” la mayor cantidad de personas posibles… y con “despertar” me refiero a lograr que las personas se preocupen por el prójimo y por ellos mismos (mucha gente, contrariamente a lo que se piensa, ni siquiera se preocupan de sí mismos en síntomas de una desidia muy grande).
  4. ¿Cómo te diste cuenta que poseías habilidades mediúmnicas “de golpe” o fue algo progresivo?
    La verdad es que cuando recién formamos el Grupo (lo fundamos entre 4 personas, de ahí el nombre “Tetra”, cuatro en griego) la idea era que otra persona fuera el médium. He de reconocer que, a pesar de haber tenido alguna experiencia anteriormente, me asustaba la idea de canalizar entidades espirituales. Yo quería encargarme del papel de interlocutor. Al final probé por casualidad y, al ver que lograba buenos resultados, intenté continuar a fondo para seguir preparándome. Progresé más deprisa de lo que pensaba y aquí estoy.
  5. Cuéntanos un poco a cerca de tu primer contacto telepático.
    Fue bastante curioso ya que recuerdo que la primera canalización apenas duró 30 segundos y mi thetán -la entidad que convoqué- apenas dijo su nombre y su plano. Aparte terminó la sesión de forma abrupta debido a que no me había envuelto en luz. Fue una mala experiencia en general pero, por supuesto, fue mejorando.
  6. ¿Puedes explicar en pasos y con lujo detalle cómo es la sensación desde que empiezas a canalizar hasta que terminas?
    Explicándoloen lenguaje mundano, al principio he de estar totalmente armonizado de cuerpo y mente… luego se empieza a sentir a nivel de sensación mucha paz interior y serenidad, luego se empieza a acoplar la energía la cual notas que cuesta algo de contener, pero la adecuas fácilmente. Luego estás en un estado placentero y es cuando empiezas a recibir ideas y conceptos seguidos.
  7. Cuando decides canalizar, ¿Cómo haces para que no interfieran los espíritus del error?
    Me armonizo en Luz y en amor impersonal. Ambas cosas impiden que los espíritus del Error puedan penetrar. Por supuesto, también tengo ayuda de mi thetán y mis Guías.
  8. Si la persona que canaliza tiene a su thetán en los planos del error y lo quiere canalizar, ¿cómo haría?
    De la misma manera, no hay una manera especial en función al thetán del médium. La única pega que probablemente el thetán está demasiado ocupado en sí mismo como para ayudar al médium en la canalización.
  9. ¿Qué es lo que tú como médium haces, para que una canalización se lleve a cabo eficientemente? ¿Mucha concentración?
    Preciso de un entorno reconfortante, estar cómodo y no tener ninguna preocupación física o emocional. A partir de ahí es importante lograr la despersonalización al máximo nivel. ¿Qué quiere decir? He de desconectarme del entorno, de los preconceptos y de cualquier cosa que pueda interceder en la libertad del espíritu para expresarse.
  10. ¿En qué se diferencia un médium de otro, en la forma de canalizar, en la fidelidad? Cuéntanos un poco.
    Cada médium es distinto. Desde la fidelidad en el que se canaliza (en esto interceden los engramas del 10% y del 90% así como su capacidad de despersonalización, preconceptos o roles del Ego que tenga el médium) hasta la forma de canalizar. Hay médiums que son videntes, otros realizan escritura automática o  incluso mediumnidad auditiva. La única mediumnidad que existe no es la conceptual como yo la llamo a la mediumnidad que yo utilizo (utilizo ese nombre porque ni visualizo ni escucho nada, solo detecto conceptos suprafísicos que mi decodificador traduce en lenguaje hablado). Es decir, existe muchos tipos de mediumnidad, muchos… así como muchos tipos de médiums distintos.
  11. Desde tu punto de vista como médium, ¿qué recomiendas a las demás personas que quieren seguir el camino de la mediumnidad?
    Es muy complejo, y los que me conocen saben que siempre trato de desalentar a quien trata de comenzar el camino de la mediumnidad. El motivo principal no es solo porque sea complejo, sino sobretodo porque es muy peligroso. Aun bien realizada, conozco varias personas que han tenido que abandonar las canalizaciones por dolores de cabeza crónicos.
  12. Una vez incorporada la entidad ¿eres tú el que tiene que expresar los conceptos que llegan, o directamente la entidad habla por ti? ¿Las palabras salen solas por decirlo de alguna manera?
    Realmente lo que hace el receptáculo (o médium) es decodificar el concepto espiritual y codificarlo a lenguaje hablado (algo que hace el decodificador) pero lo tengo tan automatizado que es prácticamente como si fuera la entidad la que habla directamente.
  13. ¿Una vez incorporada la entidad, donde está, en todo tu cuerpo o en alguna parte en especial?
    La entidad espiritual se encuentra en su plano correspondiente y solo envía el concepto espiritual y una pequeña porción de su energía suprafísica directamente a mi decodificador.
  14. ¿La entidad percibe todo como si fueras tú, o sea, si tocas algo lo harías tú o la entidad en ese momento?
    ¡Ambos! Tanto yo como la entidad somos uno en ese momento. Aunque si tomamos en cuenta que yo como 10% estoy tan despersonalizado que “no estoy” realmente sería la entidad.
  15. Cuando la energía se está acoplando a ti, ¿es un sentimiento de incomodidad?, ¿alguna dolencia?, ¿tal vez un sutil dolor de cabeza?
    Nada de todo eso, solo una tranquilidad y serenidad tremendas. En función a lo complicado que sea el concepto a traducir puedo notar un leve dolor frontal.
  16. ¿Qué le dirías a las personas que tienen capacidades mediúmnicas, pero tienen miedo tal vez por no conocer sobre el tema?
    Que no hay que subestimar la mediumnidad. Conozco mucha gente que se lo toma a la ligera, muchas otras personas que se obsesionan con el tema hasta el punto de perder de vista la realidad… Pero bien realizada,con su equilibrio, y protegiéndose con amor impersonal y energía realmente no hay peligro. Hace falta que haya nuevas generaciones de médiums en el futuro y para eso hace falta que se le vaya perdiendo el miedo a algo que para muchas personas continua siendo tabú.


Compartir