Autobiografia

Yo me consideraba casi católico por haber asistido toda la primaria a una escuela con esa orientación, pero no llenaba ni daba respuestas a las preguntas que siempre me hice. Luego, con el tiempo no creía prácticamente en nada, salvo en la vaga idea de que podría haber una especie de Dios, o energía muy lejana a mi entendimiento, pero nada concreto en realidad.

Fui a una escuela secundaria y me recibí de “Perito Mercantil”. Luego seguí estudiando, porque realmente me interesaba la ciencia y quería tener respuestas. Cursé la carrera de Ingeniería Electrónica hasta cuarto año en la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura en mi ciudad natal, Rosario, provincia de Santa Fe, Argentina. Allí descubrí un mundo nuevo a través de la razón. Lo dejé por el Tango, pero con el tiempo seguí insistiendo con el Profesorado en Física. Mi último intento hasta ahora lo hice en el 2014 con Licenciatura en Física, comenzando de cero. Me fascinaba la física, hasta que descubrí mi misión en esta vida, que pasó a ser prioritaria.

Unas de las actividades que más disfruto junto a mis amigos, David y Fer, es el de dar charlas a personas interesadas en el crecimiento espiritual. Personas que sufren y no encuentran salidas o respuestas a sus preguntas. Veo en cada uno de ellos un reflejo de como yo era hace muy poquito tiempo atrás. Es muy grato poder ayudarlos, compartir esos encuentros sumamente enriquecedores es lo más increíble que me ha ocurrido.

Hoy me encuentro frente a este libro que me llevó más de dos años, pero con el cuál fui aprendiendo y vivenciando cada concepto, cada punto para poder volcarlo a ustedes. Espero que cambie tu vida para mejor, tanto o más de cómo cambió la mía. Gracias por leerme.

Roberto Carlos Brandán



Compartir