Kron-El 04/08/16

Médium: Raúl Caballero

Entidad: Kron-El

Interlocutor: Laura

Se presentó el ángel Kron-El para responder algunas preguntas de su parte encarnada. Habló ampliamente de los roles del ego de éste. Y reveló como primicia 2 dones que posee su 10%.



Raúl: Sesión con Kron-El para Fer, actuará Laura de interlocutora.

Laura: ¡Bienvenido!

Kron-El: Muchas gracias Lau, por llamarme.

Laura: ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Kron-El: Siempre estoy bien, siempre estoy trabajando con la luz, siempre estoy trabajando con el servicio. Sabemos que es algo importante despertar conciencias y en eso estamos.

Laura: ¡Muy bien! ¿Te puedo hacer un par de consultas que tiene tu 10%?

Kron-El: Pero solo un par, eh.

Laura: La primera es que le gustaría preguntarte si eso que le pasa, que es desesperante, si es un ataque de demonios, de primordiales o un engrama. Dice que algo le pasa, que es de repente, empieza a sentir que todo va rápido, se aturde, es más consciente del tiempo, en 10 segundos piensa y ve miles de cosas, como si pudiese sentir o pensar más rápido. Se vuelve loco y empieza a desesperar, es algo horrible. Le pasa como mucho tres veces al año. Cuando llama a la Energía Crística, se termina unos segundos después. Es muy difícil de explicar, bueno, le costaba explicármelo para que lo entendiese, pero cada segundo es eterno y empieza a desesperarse y no hay una palabra que describa lo que siente. Dura segundos a minutos, hasta cinco minutos. Me dice que vos seguro que lo sabrás.

Kron-El: La respuesta es que es un problema del decodificador.

Laura: Sí.

Kron-El: Hay una zona que hace click en un deterioro del decodificador, porque es algo anormal.

Laura: Sí.

Kron-El: Y es algo muy infrecuente

Laura: ¿Se debería de preocupar? ¿Es importante?

Kron-El: Sí, sí, sí, porque aparte le afecta en otras cosas más en relación al decodificador. Le afecta también a la hora de visualizar trazos y le afecta a la hora de intencionar.

Laura: Sí.

Kron-El: Y es un problema que muy pocas personas tienen y que la ciencia no ha indagado mucho sobre eso.

Laura: Y a qué es debido.

Kron-El: Hay engramas, hay engramas. Hay engramas de vidas pasadas, no voy a decir que no lo hay, pero tiene que ver también con un problema en relación con la grasa corporal, con la absorción de nutrientes y un problema que tiene relación con el sistema nervioso, pero no somos médicos y no pretendemos sustituir la medicina.

Laura: Entonces si…

Kron-El: Él lo sabe, él lo sabe lo que estoy diciendo porque se está tratando sobre el mismo tema solo que ha avanzado tan poquito la medicina al respecto, que solo se le va a mejorar una parte porque no están trabajando directamente en su sistema nervioso, ni tampoco directamente en su decodificador. Aparte podría relatar algún engrama que tiene relación con el tema también porque el engrama lo que hace es que predispone al decodificador de la persona que pueda sufrir ese trastorno, que sería una enfermedad que sucede en el 0,5% de las personas, es muy, muy infrecuente. Muy poco común.

Laura: (Asiente) ¿Esos engramas están afectando actualmente? ¿Están reactivados?

Kron-El: Sí, sí, le están afectando, pero el problema va más allá de los engramas.

Laura: (Asiente).

Kron-El: Tiene relación con el sistema nervioso, con el decodificador y con la grasa corporal.

Laura: Sí. ¿Posibles soluciones? Aparte de quitarse los engramas.

Kron-El: Que continúe con el tratamiento que está haciendo y que trate de armonizarse con la Energía Crística cuando note que algo va mal; pero no hay una cura real en este vuestro mundo. Esa sería la respuesta.

Laura: ¿Algo más que aportarle?

Kron-El: No, no, no. Nada más sobre ese tema.

Laura: Okey. También le gustaría preguntar por qué admira tanto a Ricardo Darín, es un actor que tiene mucho amor hacia él, y por Alejandro Fantino, si fuisteis hermanos en alguna otra vida o si eres su guía.

Kron-El: Sí, con el primero sí, hasta dos veces.

Laura: ¿Hermano?

Kron-El: Sí, sí, sí.

Laura: (Asiente).

Kron-El: Y tuvimos dos vidas bastante interesantes, una en Escocia y la otra en Estados Unidos.

Laura: Sí.

Kron-El: Y sobre la segunda persona que comentas, no hay nada más allá de afinidad a nivel suprafísico.

Laura: ¿Eres su guía?

Kron-El: No, no, no.

Laura: ¿De ninguno de los dos?

Kron-El: No, de ninguno de los dos.

Laura: Vale, de acuerdo. ¿Quieres darle algún consejo? ¿Algún mensaje?

Kron-El: Está bien, está bien. Yo quería hablar querida Lau…

Laura: Sí.

Kron-El: Tú sabes que mi 10% es sensible y tal vez debería repasarse algunas de las canalizaciones anteriores, porque le servirían para rescatar cosas, consejos. Tú las has repasado y le serviría para rescatar cosas en las que no ha puesto énfasis o en su día no entendió, ¿no? Y estaría bien que las repasara.

Laura: Sí, hay muchas veces que en la primera vez no lo llegas a entender y con el tiempo captas más cosas o entiendes más.

Kron-El: Más allá de esto, tú sabes querida Lau, porque tu thetán es un thetán de Luz que está en estos momentos investigando sobre los roles del ego…

Laura: Sí (ríe).

Kron-El: … y se ha dedicado en investigaciones durante los últimos años al tema…

Laura: Ajá.

Kron-El: … y me ha estado ayudando y ha estado ayudando a mi 10% también. Yo no tengo roles del ego, yo estoy mejorando, estoy avanzando, pero mi 10% sí tiene roles del ego y de alguna manera tú sabes que el protagonizar es un problema.

Laura: Sí.

Kron-El: Y la falta de protagonismo también, el tener miedo a protagonizar es otro problema. Él es una persona que por momentos puede tratar de intentar sobresalir y por momentos es como que tiene temor a sobresalir. Su entorno lo condiciona, lo limita. Cuando es un entorno que ve que puede controlar, que ve que los demás lo pueden creer, entonces se muestra así como el pavo real vuestro, pavoneándose -que de ahí viene la expresión-, alzando sus plumas para conquistar a la hembra con un rol del ego lógico. De la misma manera, de repente ve un entorno que no puede controlar o que las personas tienen más información y es como que le cuesta mostrarse porque tiene temor al ridículo. El temor al ridículo, el miedo a jugarse, el solo jugarse pavoneándose… Todo esto son cosas que se corrigen con psicointegración, tratando los roles del ego.

Laura: Sí, el tema es que él sea consciente de ello y que lo quiera comprender, ¿no?

Kron-El: Él lo minimiza, porque es como que entiende que no va con él el tema, entonces se comporta de una manera completamente irracional. La persona que quiere progresar, quiere progresar en todo. Es como si solo le diese importancia a la parte suprafísica y se olvidase que él está encarnado en un cuerpo físico, que tiene relaciones, que tiene que aprender a convivir en las relaciones, que tiene que aprender a valorar el trabajo ajeno. A veces él lo dice, pero en el fondo no valora lo que los demás puedan hacer por él, ya sea la persona que sea. Y es como que en verdad no valora. Es como si sintiera que la otra persona lo debe hacer por ser él quien es. O sea, es como que siente que los demás le deben algo, ¿me entiendes?

Laura: Sí.

Kron-El: Cuando en verdad nadie debe nada a nadie, nadie debe nada a nadie. A veces no le gustan las conductas de los demás y es como que le da vueltas y vueltas y vueltas y eso lo pone mal por dentro, lo pudre por dentro.

Laura: En vez de ser claro, ¿no? Como Raúl.

Kron-El: Sí, no es claro, no es claro porque le cuesta expresarse, no es claro porque le cuesta mostrar sus debilidades.

Laura: O igual también porque piensa y no sabe cómo se lo va a tomar la otra persona, ¿no? A la hora de decir las cosas.

Kron-El: Sí, sí, sí, pero le cuesta mucho mostrar sus debilidades, es una persona que si muestra sus debilidades siente como si los demás se tuvieran que aprovechar de él por eso. Nunca habla de sus puntos débiles, trata de esconderlos, de encubrirlos. ¿Y por qué?

Laura: ¿Eso no es debido al engrama de miedo a la soledad?

Kron-El: Realmente tiene que ver, pero no es directo. A veces es como que lo justifica todo mediante engramas. Tú lo sabes, querida Lau.

Laura: (Asiente).

Kron-El: “Bueno, como tengo un engrama no puedo superar este rol del ego”. Y no tiene relación, al contrario, a veces se puede entender un rol del ego e inmediatamente el engrama se vuelve residual, tiene menos fuerza.

Laura: Sí, se ha dicho muchas veces que con psicointegración puedes borrar engramas.

Kron-El: Sí, sí, sí y eso él es como que en verdad lo cuestiona. Es como si supiera que es verdad, pero en el fondo lo cuestionara o no se lo quisiera creer.

Laura: Sí.

Kron-El: Tiene que comprender que los roles del ego no se solucionan solos y que es incapaz de prestar el máximo servicio posible en tanto y en cuanto tenga roles del ego, tiene que prestarle más atención. Porque mi 10% es inteligente, mi 10% no es tonto y sabe de la importancia de los roles del ego, de cómo lo dominan en su vida, de cómo lo dominan en su día a día, pero a veces es como que no sabe por dónde encararlo, porque su rol del ego se esconde y lo justifica y en ese momento en que lo justifica le da motivo para ser el rol del ego. Tú sabes Lau, que tiene cerca a Robert, que conoce sobre el tema, que es psicointegrador oficial. Está bien, pues mi 10% lo desestima. No quiero decir que piense mal de él, pero es como si no lo tomara el valor o no lo tomara tan en serio como lo toma a este mi receptáculo.

Laura: (Asiente).

Kron-El: Entonces es como que piensa o siente que tiene poco que aprender de él, cuando en verdad tiene multitud de cosas que aprender. ¿Qué podrías decirle -tú que sé que tienes a Lianam-El como thetán- a mi 10%?

Laura: ¿Qué le podría decir en cuanto a psicointegración?

Kron-El: ¿Qué le podrías decir?

Laura: Bueno, le podría decir que todos podemos aprender de todos, que no por ello uno es más que otro, ¿no?

Kron-El: Que uno es más que otro.

Laura: Al contrario, que uno no es más que otro.

Kron-El: Claro, claro, claro, pero mi 10% no lo ve así, eh.

Laura: Por eso lo he dicho.

Kron-El: Es importante eso que comentas, ahí quería que fueras, porque me anticipé a tu concepto, porque leí tu mente conceptual y sabía que ibas a ir ahí y eso es importante.

Laura: (Asiente).

Kron-El: Esto es una prueba para los escépticos, para aquellos que dudan de las canalizaciones, que me puedo anticipar a tu pensamiento.

Laura: (Asiente).

Kron-El: Así es y él no lo ve así.

Laura: Yo quería decir que, bueno, que Robert es psicointegrador… está claro que Fer se tiene que valorar porque tiene un don que otros no tienen, pero también es cierto que otros no tienen ese don, pero tienen otros, otras habilidades, ¿no? Entonces se puede aprender mucho de Robert, de Raúl, de psicointegración y otros no van a aprender lo que hace Fer. No sé si me he explicado o lo he mareado un poco.

Kron-El: Está bien, pero, tú sabes que él en el fondo -y esto es algo que lo habéis conversado en alguna oportunidad con el receptáculo, con el querido Raúl y tú lo sabes que lo habéis hablado en varias oportunidades- él valora las personas por su nivel espiritual.

Laura: Sí, ya lo sé.

Kron-El: ¿Y qué dirías ahí? No, no, no, no. Leo tu mente, piensas que te estoy poniendo en un compromiso, ¡no!

Laura: (Ríe) Bueno, siempre hemos dicho que una persona puede estar muy elevada espiritualmente y en el plano físico ser un malcarado, se dice aquí.

Kron-El: Define malcarado, para que mi 10% lo comprenda bien.

Laura: Bueno, que una persona puede tener un thetán muy elevado, pero no corresponderse con la persona en el plano físico. En el plano físico puede ser una persona que se comporte mal, que no ayude, que no piense y diría una palabrota, pero no la voy a decir.

Kron-El: Está bien, entonces voy a personalizar dos segundos como mi 10%. Te voy a decir lo que él piensa.

Laura: Ajá.

Kron-El: ¿Y entonces cómo puede estar en un nivel espiritual alto si no hace méritos para estar? ¿Cómo puede estar ahí? No tiene sentido.

Laura: Por la despersonalización del thetán con su 10%, sino arrastraría a su thetán y no podría brindar.

Kron-El: Pero Lau, te hago una pregunta: ¿Tanto puede despersonalizarse el thetán?

Laura: Sí, sino se reactivarían muchos engramas y si al thetán no le interesa puede separarse perfectamente. Le va a dar consejos, va a estar pendiente de su 10%, pero no tomará en cuenta los errores de ese 10%.

Kron-El: Hay otro factor determinante que no comentaste, el hecho del servicio que puede prestar la parte espiritual, que también se sopesa.

Laura: Sí, la balanza quieres decir.

Kron-El: Sí, así es, eso también se sopesa.

Laura: Sí, exacto, pueden ser más importantes unos servicios que pueda hacer la parte espiritual a los errores que haga el 10%, se puede equilibrar.

Kron-El: A mí esto me entristece mucho, me da vergüenza, como decís vosotros, ¿no? Y no tengo vergüenza porque no tengo ego. Mi 10% siente, y lo trata de esconder a veces, pero siente que él es más que otras personas por yo ser plano 6, por ser plano angélico, ¿qué le dirías?

Laura: Bueno, le diría lo que ya le hemos dicho muchas veces, que conocemos a gente que está en el plano 6, que son ángeles y que su 10% es muy egoísta, no quiere saber nada del plano espiritual a pesar de tener el conocimiento, lo ha desestimado todo. No es una buena persona, no tiene nada que ver.

Kron-El: Él piensa que solo Raúl o alguna persona que esté en el 5.9 puede equipararse con el plano sexto, ¿qué le dirías?

Laura: Que no debería de hacer eso por el mismo hecho en el que uno no es más que otro, aunque esté en un plano elevado, puede aprender incluso de alguien que esté en un plano 3.

Kron-El: Él te dirá que aprende de los errores de alguien que está en el plano 3, no de sus aciertos.

Laura: Pero igual esos aciertos él no los tiene y puede aprender de ellos.

Kron-El: Pero él no va a ver que tiene aciertos un plano 3, va a decir que va a aprender de los errores de un plano 3.

Laura: Y podemos ver que hay gente que está en un plano 3 y es una bellísima persona y no se corresponde en el plano espiritual debido a engramas que le bajan.

Kron-El: Hay planos 3 que tienen muchísimas virtudes que ya quisiera tener mi 10%, pero no lo ve, pero no lo ve.

Laura: Porque no lo valora.

Kron-El: Hay personas del plano 2, que aun siendo su thetán reactivo, su 10% está en crecimiento.

Laura: Sí.

Kron-El: Y le da mucha importancia al número y le da mucha importancia a dónde está el 10% y dónde está la entidad espiritual y la importancia no es el número, no es el nivel, porque hay una cosa que él ignora, querida Lau. Él ignora que la importancia no está en lo que seas hoy, sino en lo que quieras ser mañana.

Laura: (Asiente).

Kron-El: La importancia está, de la persona… hay personas en el plano 2 que mañana quieren ser médicos de nivel, quieren ser un padre ejemplar y que están en la búsqueda de la Luz y que todavía no llegaron, pero ese cambio de chip, ese cambio de carácter, hay personas en el plano 2 y en el plano 3 que tienen la sintonía, la frecuencia, la dial de su radio, de su antena, sintonizada con los planos de Luz, van hacia el plano de Luz.

Laura: Y de ahí la misión de Fer, ¿no? Encontrar…

Kron-El: Encontrar esas personas que tienen esa dial, que tienen esa sintonización.

Laura: Y llevarlos al camino.

Kron-El: Pero no puede pensar que tal es menos porque comete actos hostiles.

Laura: Entonces sería un acto de prepotencia, ¿no? También de su parte.

Kron-El: Y sería un acto de descalificación también. Tiene que lograr ya no solo comprender desde el amor, sino incluso aprender a admirar a una persona del plano 2 y del plano 3.

Laura: Por todo el trabajo que tienen que realizar.

Kron-El: Por todo el trabajo y por el interés que tienen en cambiar esa frecuencia, en tratar de ir hacia la Luz. No todo el mundo quiere ir hacia la Luz, pero hay personas que sí quieren ir hacia la Luz en ese nivel. ¿Y por qué los tiene entonces que desestimar? Para mí es más válida la persona que en el plano 2 quiere estar en el 5 y que trata de pelear por ello, que aquella persona que en el 6 se deja estar por desidia. Y con esto miro a mi 10% de forma directa, aunque le suene mal que lo mire de forma directa, pero no se puede dejar estar. No se puede, no se debe dejar estar.

Laura: Claro, sino no puede prestar todo su apoyo…

Kron-El: El potencial no lo saca al 100%.

Laura: Exacto, sí.

Kron-El: Y antes hablabas de dones, querida Lau. Para terminar mi disertación, para terminar mi charla, quiero comentar una cosa.

Laura: Sí, adelante.

Kron-El: Las entidades angélicas tenemos la capacidad de sentir, tenemos la capacidad de transmitir Luz, de sincronizarnos con el Amor. Mi 10% -como bien comentabas- tiene muchos dones. Y tiene más dones todavía, de los que desconocéis. Mi 10% tiene un don -a nivel físico digo- que su antena espiritual, su decodificador es capaz de conectarse, de sincronizarse directamente con otro decodificador y vosotros sabéis que la telepatía en el plano físico no existe. Bien, pues él tiene la facilidad de captar el otro decodificador sin pasar directamente por el thetán.

Laura: ¿Captando su 10%?

Kron-El: Captando directamente a su 10%. Y es capaz de captar cómo se siente la otra persona, que esto es algo que él a veces ha comentado y que yo ahora confirmo de alguna manera, porque se trata de un don que solamente él posee. Se trata de un don espiritual que yo le transmito porque durante mucho tiempo he realizado misiones en territorios conflictivos o en guerras donde he tenido que captar el concepto de muchísimas personas al mismo tiempo para enviarles conceptos de concilio a todos al mismo tiempo y ese don se lo he trasladado a mi 10% en esta encarnación, que es capaz de notar cómo se encuentra alguien a kilómetros sin tener que pasar por su thetán. Pero es una excepción, no hay nadie más que lo pueda hacer porque las personas tienen que pasar siempre necesariamente por el thetán, pero él es capaz de sincronizar esa frecuencia vibracional con la otra y hay algo que no sabe hacer que puede hacer en un futuro. Él puede lograr sincronizar su frecuencia vibracional con la de la otra persona de tal manera que pueda modificar, MODIFICAR, la sintonía de la otra persona a distancia. Modificar la frecuencia de la otra persona. Es decir, puede llegar a transmutar a kilómetros la negatividad de una persona en positividad.

Laura: Qué bueno.

Kron-El: Y cambiarle directamente el estado de ánimo. No estoy hablando de desactivar engramas, no estoy hablando de cambiar vibraciones, estoy hablando de cambiar la frecuencia vibracional correspondiente al estado de ánimo y es capaz solo de sincronizarse con una persona que está a kilómetros y cambiarle el estado de ánimo. Eso él lo desconoce, es decir, en el fondo lo sabe, pero no sabe cómo hacerlo, no sabe cómo hacerlo. Y yo le diría que tiene que acallar su mente, que tiene que estar en paz con él mismo, porque muchas veces es incapaz de concentrarse porque se siente inseguro con él mismo o porque su rol del ego le tapa los ojos, con una frase terrenal, ¿no? Le tapa la antena conceptual. Él puede lograr eso despersonalizándose de la manera contraria, no sintiendo amor personal, sino despersonalizándose, enviando amor impersonal sobre la persona. Esto le cuesta muchísimo cuando se trata de una persona que conoce, porque el amor impersonal no sustituye al amor personal. Tiene que lograr despersonalizarse para que el amor personal no entre y que sea el amor impersonal el que envíe esa frecuencia para la otra persona. Estaría bueno que esto se publicara. Él tiene que entender que tiene esa facilidad. Aunque todavía no la sepa dominar, a veces lo ha hecho involuntariamente y tiene que saber que eso es algo que él puede dominar y poder transmutar lo negativo en positivo es algo que solo él puede hacer. Y es algo que le va a servir lo que digo, aunque no haya relatado un engrama de soledad (risa). Es algo que le va a servir igual. Es algo que le va a servir igual, todo lo que he comentado. Pero no me gustaría que se quedara con la última parte de la sesión, me gustaría que se quedara con la primera parte de la sesión. Si bien la segunda parte es importante porque se trata de un don suyo, un don angélico, si queremos llamarlo de algún modo, porque se lo transmito yo directamente ese don. Él es capaz de lograr eso, él es capaz de lograr eso. Gracias Lau, por estar ahí, por esta amena charla.

Laura: Gracias a ti.

Kron-El: Hasta otra, hasta otra.

Laura: Hasta otra.

Kron-El: Un placer, de verdad. ¡Hasta otra!



Compartir