Sabotel 01/08/07

Médium: Raúl Caballero

Entidad: Sabotel

Interlocutor: Jesús G.

El thetán relató una vida en la edad media donde tenía una misión espiritual. Su entorno familiar no fue favorable ni estable, tenían problemas económicos y de joven perdió a su madre. Tenía capacidad intuitiva y mediúmnica y su ángel le guiaba en su misión. La iglesia de la época controlaba todo y fueron contra él por dar mensajes distintos de la religiosidad imperante. Se generó diversos karmas y engramas por ciertas acciones y conceptos equivocados, y finalmente fue quemado en la hoguera.


Sabotel: Es un auténtico placer el estar comunicado en el plano físico para expresar todos mis conceptos en lenguaje hablado, para que de esta manera mi 10% encarnado pueda llegar a captar mejor todo mensaje y liberarse de todas esas trabas que le mantienen un poco apartado del camino. Estoy aquí comunicado y te saludo a mi 10%.

Interlocutor: Gracias por tu visita aquí en la Tierra.

Sabotel: Bien, si quieres hacer determinada pregunta o tienes alguna duda, hazla mejor ahora, porque luego el receptáculo estará muy cansado, agotado, y así luego pasaré a relatar alguna vida interesante que de verdad me genera congoja.

Interlocutor: Fundamentalmente tengo una inquietud de contactar con una vida pasada que supuestamente, yo fui torturado cuando estaba cumpliendo una misión de carácter espiritual o de carácter mágico, no sabría decir exactamente, y pienso que me podría ayudar a mi, a este 10%, a liberar esa carga y tener más luz con respecto a aquello que ocurrió, para tener un mejor contacto con el mundo espiritual.

Sabotel: En primer lugar, es liberarme yo de esa carga, porque de verdad es una vida que me trae mucho pesar, una vida que me trae mucha congoja y que no me impide nada importante, pero que si me falla a la hora de una buena percepción de otras entidades, y a ti para captar la percepción también de otras entidades que no seas tu.
Hubo una vida, que me causó muchos problemas en la región de lo que hoy llamáis Francia, hablamos de la Edad Media, hablamos exactamente de la guerra de los 100 años, en la época de Juana de Arco. Ese espíritu en misión que era yo en ese momento que encarné en esa guerra para cumplir una misión. Yo quería hacer entender a la gente, que no todo está en lo que se ve. En esa vida, tuve muchos problemas a nivel económico, pues yo era de una familia muy pobre, pero aún así, yo era de un buen nivel espiritual, yo estaba en un 4º plano en el momento de encarnar. Tuve problemas a nivel familiar, encarné con el rol de hombre y mi nombre era Yans. Yo buscaba en primer lugar, el liberarme de toda presión familiar para lograr servir, porque para mi era importante, y hablamos de cuando recién yo tenía unos 12 o 13 años, que de verdad me entumeció mucho ya esos problemas de cuando yo era tan joven a nivel familiar, porque mi padre iba mucho a la suya y no quería tener relación nada con su familia, era muy solitario y mi madre era muy dejada, en el sentido de que no le importaba nada, ni se importaba así misma, tenia una indiferencia enorme. Mi madre murió cuando yo tenia 14 o 15 años con determinada enfermedad. Yo me sentía mal, porque en primer lugar, ya me afectó, y me afectó, que hubiera esa, ese desapego por todo lo que era lo familiar. Aquí, cada uno iba a la suya, y yo quería cierto ambiente familiar para mi crecimiento, mi desarrollo, para mi evolución. Se me implantaron engramas, ya de nivel familiar con la pérdida de mi madre, a mi padre no le afectó en absoluto, continuaba yendo totalmente a la suya. Ya en sí, la familia tenia un grave problema económico, y a parte, éramos muy creyentes, totalmente muy religiosos. La guerra de los 100 años, una terrible guerra, en la que hubo muchísimas muertes, muchísimas muertes, las cuales hoy en día, siento como espíritu del 4º plano subnivel 2, me afecta, me afecta porque ya se dijo en determinadas sesiones, que los seres de luz, sufrimos tanto o más como los seres en los planos densos, con la única diferencia, de que no sufrimos por nosotros, sino sufrimos por los demás, e intentamos ayudarles.
En esa vida, no tengo más remedio que pensar en mí mismo, porque cómo iba sino a liberarme, si no había nadie que me apreciara, tenía que apreciarme yo a mi mismo. Yo dudaba mucho en todo lo religioso de mi familia, pensaba que si bien existía un Dios, porqué ese Dios, permitía esas atrocidades en esa guerra, y a su vez, porqué permitía ese problema económico en mi familia, y porqué permitió la muerte de mi madre. Empecé a la edad de 14 años, en determinada época, me comuniqué mediante una canalización, porque yo tenia muy desarrollado el nivel intuitivo y el factor de mediumnidad, y llegué a comunicarme con mi Ángel, que me decía que mi misión era el brindar, pero lo más importante era transmitir conocimientos, pero ¡ojo!, y El me decía estas palabras: -Tu misión es de transmitir conocimiento, pero el conocimiento de una manera sana, porque el conocimientos impuesto, es tan malo y perverso como el no conocimiento. El conocimiento nunca se impone, el conocimiento siempre se propone. El ser cuidadoso con estos temas, te ayudará a salir adelante, sé prudente por favor.-, fueron las palabras del concepto de mi Ángel. Empecé a ver las cosas claras, seguí adelante por diferentes pueblos de la zona. Estoy propagando las diferentes enseñanzas de espiritualidad que yo iba captando de mi Ángel, porque insisto, no creía para nada en esa estúpida espiritualidad de la Iglesia, la cual, lo único que esperaban, era prosperar en si misma, para no hacer prosperar al prójimo, solo le interesaba su bienestar económico, ¿qué hacer entonces?, fui difundiendo aquello que yo canalizaba de mi Ángel y que yo pensaba que era cierto; sí, hubo errores, obvio ahí me generé karmas, pero fueron karmas inconscientes digamos, yo era responsable de esos actos, no era culpable, porque el culpable es aquél que hace las cosas a propósito, y el responsable es aquél que se equivoca sin querer, yo me equivocaba, porque mi capacidad de traducción no era la más acertad, pues canalizaba de una manera intuitiva, yo inclusive, sabia que era mi Ángel, pero creía que me comunicaba con Dios en algunas ocasiones, cuando no dejaba de ser mi Ángel. Y transmitiendo todas esas enseñanzas en muchos pueblos, enseñanzas que iban en contra de la iglesia. En esa época, había mucha conformidad religiosa respecto a la Iglesia, que los tenia a todos manipulados. Había muy poca gente que supiera pensar por si mismo, la Iglesia lograba lo que se proponía. La gente no pensaba por si misma, pensaba la Iglesia por ellos; al ver que yo, sí, sí pensaba por mí mismo, y no solo eso, sino que daba datos muy importantes, muy interesantes, pero que iban totalmente en contra de la propia Iglesia, y tuvieron que tomar medidas, medidas contra mí. Yo no tuve más remedio que convertirme en un fugitivo en vida. Yo huía, me escapaba, tenia aliados que me ayudaban, aliados que fueron cayendo uno tras otro…, se me consideraba casi como un brujo de la magia negra, puesto que al comunicarme con determinadas amistades, la gente pensaba que me comunicaba con seres del mal. Yo les decía, no, los seres del mal. Los seres del error, nunca van a dar mensajes de luz, van a dar verdades con falsedades, no me escucharon, y obviamente pagué las consecuencias de mis actos de rebeldía contra la Iglesia, y me pasó como a tantos otros les ha pasado, morí por pionero.

Interlocutor: ¿Cómo murió?

Sabotel: Conocemos aquél espíritu Juana de Arco, aquél rol, fui quemado en la hoguera, -¡hechicero!- me llamaban, -¡brujo del diablo!-, que me contactaba con el diablo. Descendí de plano por rencores, por odios, y me vi en un plano 2, inclusive en un plano menos 1, porque en determinada época de mi vida, para tener que protegerme, tuve inclusive, que asesinar a algunas personas,-¡Por Dios!, es algo que a mi me dejo mucha carga engrámica y se me implantaron muchos engramas, muchas repercusiones, tú, no capas bien los conceptos espirituales por culpa de ese engrama, pero ahora al repasar este recuerdo, esta vida pasada, veo que ya no están esos problemas, ya para mí, no es un recuerdo dolorosos, porque entiendo que esas personas estaban en su tiempo, y entiendo quizás que ya no debo decirles nada, son ellos.
Me siento muy bien, muy aliviado después de esta descarga, un engrama que me provocaba una carga terrible. Habré descargado cerca de un 40%.
Dejo descansar a este médium, Raúl, y le doy todo mi agradecimiento, por haberme permitido descargar tanto y tanto, y por haberme dejado expresar todo lo que yo siento, todas mis inquietudes, esas dudas, y de verdad, todavía lo digo: Yo fui responsable, no culpable de esos actos. Te deseo toda la suerte y muchas gracias por escucharme. Espero, que de ahora en adelante, notes un alivio y una mejoría. Sigue adelante, porque tu camino es importante, hasta todo momento…

Interlocutor: Gracias.



Compartir