Preconceptos

06/02/17

De Raúl Caballero y Roberto Carlos Brandán

Raúl Caballero y Roberto Carlos Brandán nos hablan de los preconceptos y nos brindan una lista de preconceptos (de los muchos otros que hay que no son enumerados) que suelen tomarse como verdades irrefutables en la vida física. Se da explicaciones de por qué son preconceptos y de cómo confrontarlos.

Descargar

Algunos preconceptos tratados en el audio fueron los siguientes:

  • Dios te va a castigar si te portas mal; sabemos que esto no es cierto, no es correcto. Pero lo que sí es correcto es asumir las responsabilidades de nuestros pensamientos y actos, no existe el castigo divino, pero si cada acción tiene una consecuencia.
  • Si no te arrepentís de tus pecados, no vas a ir al cielo. No existe tal pecado, ni tal cielo, como tampoco nadie puede eximirnos de nuestros actos hostiles, solo nosotros podemos remediar esas conductas, comprendiendo que no es la forma correcta, comprendiendo que todo puede hacerse de otra forma más constructiva, para nosotros y para quienes nos rodean. El comprender, para saber hacer y de esa forma aprender. Es un camino de toda la vida.
  • El sexo encierra pensamientos oscuros y pecaminosos; Es completamente falso, es una de las expresiones más movilizadoras y estimulantes del amor personal de pareja, para nada oscura, no hay algo prohibido en ello, solo tabú y pre-juicios. Muchos problemas y deformaciones se generan en la mente de las personas por reprimir esta energía tan poderosa. Llevar al sexo al terreno de lo natural, debería ser de alguna forma el nuevo paradigma, sacándolo de las represiones religiosas y culturales, donde la responsabilidad y el respeto al libre albedrío sean ejes fundamentales.
  • Tus padres SIEMPRE van a hacer lo mejor para vos; bien, hay padres y padres. Tal vez lo diría de otra forma, menos limitante: Los padres tratan desde sus posibilidades de decir y hacer lo mejor que pueden, pero cuando tengas edad suficiente, tendrás que encontrar tus propias respuestas, tu verdad sobre lo que crees y sentís como que es “lo mejor para tu vida”.
  • Si no tenés pareja no podes ser feliz; Se pierde de vista que no puedo pretender que la otra persona me otorgue lo que yo mismo no tengo. Si soy infeliz, lo más probable es que vuelva infeliz a mi pareja. Sería más recomendable tratar de ser una persona feliz y compartir esa felicidad una vez que la tenga. Hay personas que no se permiten ser felices, sólo por creer en este postulado.
  • Mi hij@, es lo único completamente mío en la vida; Nadie es dueño de nadie. Por el contrario, más que derechos, hay obligaciones ante un hijo mientras dependan del o los padres. Intentar ver como propiedad, es transformar a esa personita en una cosa y desvalorizarlo por completo. En definitiva es un total sentido de carencia que debe trabajarse.
  • El matrimonio, es para toda la vida; ¿Lo es realmente? ¿qué hace que sea para toda la vida? Decidir estar con esa persona especial, es algo más que un compromiso, ¿Quién puede comprometerse a amar para toda la vida? Probablemente el peor obstáculo en el matrimonio, es creer que ya se tiene seguridad de quien está a tu lado, siempre estará y se olvidan de lo más importante, el trabajar en la pareja en el día a día, durante todos los días. Apuntamos a permanecer, a transcurrir, pero que hay de la calidad de vida; del compartir; del acompañar; de colaborar el uno con el otro; poco se habla de ello. Para ser más claro de las cuatro patas de la mesa, el respeto, el deseo, la admiración y el diálogo profundo.
  • Tengo que encontrar a la mujer/el hombre de mi vida; No hay sólo una mujer o un hombre que pueda ser parte de tu vida. El creer que solo puede haber una persona afín a nosotros, solo genera frustración. Hay muchas personas afines, en mayor o menor medida, a cada uno de nosotros. Y no tiene que ser necesariamente un alma gemela. Hay varias psicointegraciones al respecto en la página.


Compartir