Cómo cuidar el planeta (parte 1)

1. Infórmate. Conoce la problemática ambiental que hay en tu comunidad, en tu país y en tu planeta. Estar informado te permite saber qué hacer para proteger el medio ambiente.

2. Alza la voz.  No basta con saber: hay que pronunciarse, denunciar, cuestionar, proponer, pasar la voz, motivar…

3. Actúa. Cada una de tus acciones impacta negativa o positivamente nuestros ecosistemas. No creas que tirar una basura no importa porque sólo es una… no creas que levantar una basura no sirve porque sólo es una. Todo cuenta, así que cada cosa que hagas que sea en favor del planeta. El papel de la acción ciudadana es hacer valer nuestros derechos y actuar como testigos de la sociedad ante aquellos actos y hechos que lesionan tales derechos. En muchos casos ha sido la sociedad civil la que, con sus demandas, ha impulsado la creación de normas y programas ambientales, al exigir acciones concretas ante problemas determinados.

4. Exige a los tomadores de decisiones, a tus gobiernos (municipales, locales o federal) políticas públicas en beneficio del medio ambiente.

5. Únete a un grupo. Como voluntario, como socio donador o cómo ciber activista.

La quema de combustibles fósiles ocasiona más cambio climático, por ello para evitar el calentamiento global disminuye tu consumo de petróleo.

6. Usa bicicleta, transporte público o comparte el auto cuando lo utilices.

7. Elige productos que no estén envasados en plástico y recicla o reutiliza los envases.

8. Compra frutas y verduras orgánicas (los fertilizantes y pesticidas suelen ser derivados del petróleo).

9. Comprar productos de belleza (shampoo, jabón o maquillaje) elaborados con ingredientes naturales, no derivados del petróleo.

10. Elige productos elaborados localmente. De esta manera se reduce el consumo de combustibles empleados para su transporte.

11. Prefiere la ropa hecha de algodón orgánico y no de materiales derivados del petróleo.

12. No uses artículos desechables.

13. Viaja menos en avión.

14. Demanda el uso de las energías renovables en lugar de los combustibles fósiles.

15. Cambia tu calentador por uno solar.

Producir y distribuir la energía genera gran cantidad de gases de efecto invernadero, por eso, para cuidar el planeta ¡ahorra energía!

16. Aprovecha la energía solar. No sólo como luz natural, también como fuente para recargar tus aparatos, hay cargadores solares para muchas cosas como celulares, relojes, calculadoras, etc.

17. No desperdicies energía. Apaga las luces que no utilices y desconecta los aparatos eléctricos.

18. Cambia definitivamente los focos de bombilla por focos ahorradores.

19. Tu refrigerador usa más energía que cualquier otro aparato en tu hogar, pero éstos son los pasos para mantener su consumo de energía al mínimo

  • Mantenerlo en entre 3 y 5°C, el congelador en entre -17 y -15°C.
  • Abre la puerta lo menos posible y por un corto periodo para conservar la energía.
  • No lo ubiques cerca de una fuente de calor.
  • Limpia los carretes del condensador que se encuentran detrás o debajo del refrigerador por lo menos una vez al año.

20. Y siguiendo en la cocina.  Usa ollas de presión, pues gasta poca energía. Utiliza sartenes y ollas con fondo plano y con un diámetro superior al de la superficie de la parrilla, así la cocción será más rápida y ahorrarás energía.

21. No precalientes el horno. Es innecesario. Además, apágalo 15 minutos antes, el calor que queda en el horno terminará la cocción.

Les dejo un gran abrazo, vivan en amor, en respeto, y abrasen un árbol. Que la tierra los acompañe.

 

foto-Mauri

Mauricio Masiello
Mail: mauri.masiello@tetra-el.org

Web: http://www.bramaraz.com

 



Compartir