Vega V

Un thetán de un ser encarnado en Vega V explica detalles y particularidades de su 10%, de su civilización y de su mundo, así como de los mundos aliados a su causa.

Descargar

 

Introducción: Vega (α Lyrae), el buitre en árabe, es la estrella más brillante de la constelación de Lyra y es la quinta estrella más brillante del cielo. 3 veces más masiva que el Sol, Vega es una estrella blanca 50 veces más luminosa que éste. Es bastante cercana al sistema solar, a unos 25 años-luz. Lira es una constelación antigua. Las civilizaciones antiguas de Oriente Medio y de la India veían un buitre. Los astrónomos griegos veían una lira y las cartas más antiguas la representaban generalmente con las garras de un buitre.

24-09-2016 

Médium: Raúl Caballero

Interlocutora: Laura

Entidad: Élaki

 

Raúl Caballero: Estoy reunido con Laura y vamos a realizar una sesión sobre Vega 5.

Vega 5 es Alfa de Lira que se encuentra a 27 años luz de nuestro mundo. Voy a intencionar un ser que esté encarnado o que haya encarnado directamente en Vega para que nos responda unas preguntas sobre la civilización en sí.

Laura: ¡Bienvenido!

Élaki: Me habéis llamado, ¿qué queréis?

Laura: Primeramente, ¿nos puede dar su nombre conceptual para llamarle de alguna forma?

Élaki: No, directamente me podéis llamar Élaki. Es el nombre directamente de mi rol. No interesa el nombre mío como espíritu.

Laura: Entonces está encarnado en Vega 5.

Élaki: Actualmente sí.

Laura: ¿Y a que se dedica su 10%?

Élaki: En varios momentos de su vida ha sido inventor, y ahora directamente se encarga de modificar armas implantando chips especiales para lograr efectos más demoledores.

En nuestro mundo tenemos todo tipo de armas. Armas que en vuestro mundo no podéis ni siquiera escribir en vuestras novelas de ficción. Algunas de estas son capaces de desmaterializar todas las partículas, son capaces de lograr destruir campos de energía avanzado. Tenemos incluso armas que son capaces de destruir la luz con todo lo que conlleva destruir la luz, imagínate.

Laura: ¿Y nos podría dar algunos detalles de cómo es Vega 5?

Élaki: Es cuatro veces más grande que vuestro mundo, es más frío también, pero tiene una gran parte de tierra. Está lleno de océanos también y de mares interiores. Hemos llegado a construir en cavernas y tenemos ocupada no sólo la superficie sino incluso dentro de cavernas, con lo cual tenemos el doble de extensión probable o posible ocupada de nuestro mundo.

Pero no es nuestro mundo, porque tenemos muchos mundos y todos los mundos son nuestros. ¡Nuestros! Nuestros. Hemos colonizado todos los satélites y todos los mundos de nuestro sistema. Tenemos sistemas enteros, otros sistemas estelares que tienen muchísimo mayor potencial a nivel armamentístico que vuestro pequeñito mundo y no han podido resistir contra nuestros ejércitos.

Si no fuera por vuestro pacto de no agresión que hay con otras razas, ya tendríamos todo vuestro mundo y estaríais todos sometidos por nosotros.

Laura: ¿Y cuál sería la morfología de los seres con mente abstracta?

Élaki: ¡Somos muchos seres con mente abstracta! Hay seres que son reptilianos, hay otros seres -como mi parte física- que son grises altos, hay otros que son grises, pero más bajos. Nosotros los llamamos los enanos, ¡los enanos! Hay varios tipos de seres, lo que sucede es que en nuestro sistema, y esto no es algo que suela suceder, ¡y te lo digo yo! que no soy astrónomo. ¡No soy astrónomo! Pero lo sé, lo sé, que no es frecuente que en un sistema solar -que en un sistema estelar- hayan tres mundos habitados. Pero en nuestro sistema está el tercero, el cuarto y el quinto planeta habitados.

El cuarto planeta son seres que no merecen mi respeto, no merecen mi respeto. Son idiotas que creen en el amor, que creen en que hay algo más allá de la vida, más allá de la vida dije. Yo creo que pierden su tiempo y que son unos inútiles y que podrían invertir su tiempo en algo mucho más productivo, como expandirse.

En cambio, nuestros vecinos del tercer planeta… ellos sí son de los nuestros. Sí son de los nuestros. Son nuestros amigos y vivimos juntos. Nuestro planeta es el suyo, su planeta es el nuestro. Y tal vez por la procreación, por la unión y la colaboración es que hay en nuestro mundo tantas especies distintas.

Laura: ¿Y en el cuarto planeta qué especie existe?

Élaki: Son grises, pero son grises tontos porque no se dan cuenta que vivir para someter al otro te hace ser importante y que no hay nada mejor en la vida que ser importante.

Yo digo Élaki -en un sistema vecino- y lo conocen y tiemblan de miedo, porque saben quiénes somos y lo que queremos.

Laura: ¿Y qué sistema de política hay?

Élaki: Un sistema de política tan corrupto como el vuestro. Tan deteriorado como el vuestro, pero que da sus frutos, da sus frutos. Créeme interlocutora, créeme. Que sé que tienes un ser espiritual en un alto nivel.

Vuestros políticos están con nosotros y han firmado pactos con nosotros y quieren conquistar mundo con nosotros. Y va a suceder. Más pronto que tarde, antes de que tú te des cuenta vais a estar colonizando mundos con nosotros.

Laura: ¿Hay religión en vuestro mundo?

Élaki: No… no creemos en tonterías. Sólo creemos en someter.

Religión… depende de la palabra que abarca religión. Creemos que hay algo, pero no hablamos de cuestiones filosóficas o espirituales como nuestros vecinos. No nos interesa eso. Nos interesa el aquí y nos interesa el ahora.

Laura: Entonces, espiritualidad tampoco habrá…

Élaki: Afortunadamente no. No me interesa. No nos interesa. Eso nos hace débiles, y nosotros somos fuertes.

Laura: ¿Y qué contacto de seres de otros mundos habéis tenido?

Élaki: Tenemos contacto con los seres que vosotros conocéis por Orión III. Son seres que os han visitado más de una vez y que todavía lo hacen. Nosotros no tendemos a visitaros ya. No nos interesa, pero hace milenios sí lo hicimos y logramos mucho, mucho más de lo que está escrito en vuestros libros y que todavía vosotros desconocéis, ¡desconocéis!,  porque  lo atribuís a otras cosas, lo atribuís a guerras de hombres contra hombres. (Ríe) ¡Qué bueno, cómo os han mentido! Vuestros libros, vuestros libros de historia son todo mentiras, patrañas.

Os han estado engañando, os han manipulado la realidad (ríe).

Nosotros tenemos contacto con los seres de Orión 3, pero también con otros seres, con muchos otros seres. Pero tenemos unos enemigos de la constelación de Arturo, unos seres que son como langostas que se hacen llamar a sí mismos Langar. Pero no nos preocupa, porque los tenemos bajo control. No nos preocupan los Langar, no nos preocupan.

¡No nos preocupa nadie! Porque no hay rival para nosotros en toda la galaxia. Porque tenemos alianzas, porque somos muchos, muchos más de los que podéis imaginar.

Nos hemos expandido -nuestro ADN- en millones de especies, en millones de planetas. ¡Somos muchos! ¡Y estamos en todas partes! Y no olvidéis una cosa, somos vecinos, ¡vecinos! No olvidéis eso nunca. Vecinos. 27 años luz para nosotros es un pestañeo.

Laura: ¿Y cuando estuvisteis en Sol3 con que propósitos estuvisteis?

Élaki: ¡Someteros! Siempre someteros. Por supuesto, someteros.

Laura: ¿Y ya no venís aquí?

Élaki: No mucho, no mucho.

Laura: Y si venís… ¿con qué motivo?

Élaki: Observar. No solemos intervenir. No nos interesa intervenir de la manera que intervinimos hace tiempo. Hay unos vecinos, otros compañeros que están más con la idea de visitaros. Nosotros no tanto. Pensáis que sois el ombligo del universo, y sois como hormigas. Y hay millones, millones de mundos mejores que el vuestro. No penséis que tenemos que estar siempre con la vista puesta en vuestro pequeñito y miserable mundo. Es cierto que es rico. Hasta que os lo acabéis cargando. Y ya no será rico.

Entonces les diremos a los chicos de Orión que nosotros teníamos razón, que debíamos someteros y quedarnos con todas vuestras riquezas. ¿Para qué dejar que vosotros crezcáis y os unáis a nosotros? ¿Para que devastéis vuestro pequeño mundo? Los seres de Orión dicen:

-Es perder un mundo para ganar un millón de mundos, porque nos van a ayudar.

Yo digo:

-No, yo preferiría someteros y quedarme con toda vuestra pequeña riqueza.

Laura: ¿Podría hacernos un porcentaje en relación al nivel de vibración en que se encuentran los thetanes de los seres encarnados en Vega 5?

Élaki: ¡Todos en el dos! ¡Todos en el dos! No nos interesa trascender espiritualmente.

¿Para qué? Te hago una reflexión: ¿Para qué voy a subir al nivel 5 si mañana voy a encarnar en un mundo, y ya sea por malas enseñanzas, por mala cultura, por mala política… da igual,  voy a bajar de nivel. Porque hay muy poquitos espíritus que se mantengan en el plano 5, seamos sinceros.

Un día estás aquí, un día estás allá. Un día estás arriba, un día estás abajo. ¿Para qué quiero estar arriba si mañana voy a estar abajo?

Prefiero satisfacerme a mí, satisfacer mi ego, dicen los maestros. Eso busco, satisfacer mi ego. Si así gustáis de denominarlo, denominadlo así.

Laura: ¿Y cuál es el grado OT que suelen tener los seres de Vega 5?

Élaki: No nos interesan esas cosas. Ni siquiera conocemos el término. No nos interesan.

En nuestro mundo -interlocutora- no hay guerras, porque ya nos hemos cansado de someternos a nosotros, ahora sometemos a los demás. Hay unión. Hemos estado cientos de miles de años sometiéndonos, como vosotros.

Y ya nos hemos cansado. Ya no nos sometemos, sometemos a los demás.

Y nuestro mundo está lleno de caos, si bien no lo sometemos, está lleno de lo que vosotros llamáis engramas, lleno de lo que vosotros llamáis ego. Todo se contabiliza. Todo, todo.

Lo que vosotros llamáis dinero, todo lo contabilizamos nosotros con lingotes de distintos materiales que encontramos a lo largo del universo.

Laura: Entonces no tenéis ninguna manera de revertir engramas conceptuales…

Élaki: No, no.

Laura: ¿Nos quieres aportar alguna información más sobre vuestro mundo o algún mensaje?

Élaki: Sí. Si nosotros quisiéramos ya os hubiéramos sometido. Tenemos tecnología para someter a toda la galaxia si queremos, porque llevamos millones de años de ventaja a vosotros. Somos fuertes, vosotros sois débiles. Pero todas las pequeñas hormigas, si se suman, pueden aportar, pueden ayudarnos; por eso firmamos el pacto. Los tenemos en alta consideración a los chicos de Orión, pero a vosotros no. A vosotros no.

Es lo único que tengo que decir.

Laura: De acuerdo. Muchas gracias por haberte presentado y darnos información sobre vuestro mundo. Hasta una próxima.

 



Compartir