Charla general sobre roles del Ego

De: Raúl Caballero
Interlocutora: Laura

Se explica qué es el Ego y su diferencia con el egoísmo. Se ponen ejemplos de distintos roles del Ego haciendo hincapié en el rol de víctima que es el más manipulador que hay. Se explica la diferencia entre rol de víctima y rol de víctima sutil. Se dan claves para identificar los roles del Ego e integrarlos.

 

 


 

Raúl Caballero:Vamos a intentar aclarar algunos puntos en lo que sería la psicointegración de lo que sería roles de ego para los que nos vayan a escuchar en este momento.
En distintas oportunidades he comentado, de que el ego no solamente, la pedantería como se tiene la idea superficial en la vida diaria, que se tiene una idea totalmente equivocada de lo que es el ego. Se piensa que el ego, que la persona egoica es la persona que está en un pedestal, en la espera de que la adoren, cuando realmente existen otros tipos de roles del ego que la gente desconoce. Roles de ego de víctima, de baja estima, inseguridades, eso también es ego y eso es algo que muchísima gente, en la vida diaria desconoce, porque piensa o atribuyen al ego todo lo que es los gestos de superioridad o todo lo que son roles del ego, ya no de alta estima sino de sobreestima que va más allá de la alta estima, porque la alta estima de alguna manera es amarnos a nosotros mismos. Y la sobreestima va más allá que es pensar que somos infalibles. Pero como he explicado hay otros tipos de roles de ego que no van sobre esa sobreestima, sino que tiene que ver con la baja estima, que es el no valorarnos suficiente también. Es importante tener esto en cuenta porque como he dicho al principio hay muchísima gente de que tiene un mal concepto de lo que son los roles del ego o de lo que es el ego en sí. Eso es lo que quería aclarar para comenzar.

Laura: Vale, entonces para concretar y para que los conceptos se queden más claros. ¿Qué entendemos por ego?

Raúl Caballero: Bien, el rol del ego es protagonismo. El ego es protagonismo siempre. El rol del ego busca la aprobación de los demás para ser protagonista. El rol del ego reclama atención para ser protagonista. El rol del ego, es ese rol que de alguna manera quiere que todo el mundo le diga cuentas y de alguna manera que todo gire entorno a él. Eso sería el rol del ego realmente.
Y hay muchas maneras de reclamar atención. Se puede reclamar atención, se puede ser protagonista señalando al otro y atacándolo frontalmente desde cualquiera de los roles del ego de pedantería o de inquisidor. Como también se puede ser protagonista y iOjo! Porque esto puede ser contradictorio, la persona que por baja estima se esconde. Y muchos que estarán escuchando pensarán, bueno, ¿Cómo puede ser protagonista una persona que intenta pasar desapercibida? Es muy sencillo. La persona que intenta pasar desapercibida vive habitualmente en un mundo propio en el que piensa. Bueno, de repente pueden salir a la calle y pensar, me escondo porque no se qué dirá el vecino. Por si me critica la gente que vive en frente, por si me critica mi amigo, vas a una reunión y de repente, voy a intentar pasar desapercibido por si me critican. Entonces viven constantemente pensando en yo, yo, yo, a mi me van a criticar, a mi me van a hacer daño, a mi me van a agredir. Entonces uno se esconde. Sigue siendo egocentrismo. Porque sigue siendo la pedantería misma del protagonismo. Porque es pensar en uno, en uno, en uno constantemente, entonces sigue siendo protagonismo de alguna manera. Entonces sigue siendo ego. Por eso la gente se esconde. Por ese mismo ego.

Laura: Piensas en ti mismo.

Raúl Caballero: Efectivamente, piensan en un mismo incluso la persona que se esconde está pensando constantemente en uno mismo. Y iOjo! No confundir eso con pensar en uno mismo porque pensar en uno mismo está bien. Pensar única y exclusivamente en uno mismo eso es ego.

Laura: De acuerdo, ¿qué diferencia había entre egoísmo y egocentrismo?

Raúl Caballero: Que vendría siendo eso…Muy buena la pregunta porque muchísima gente esto, no lo sabe y vendría siendo la respuesta que estaba dando de la pregunta anterior.

Laura: Sí.

Raúl Caballero: La diferencia entre el egoísta y el egocéntrico es que el egoísta se quiere a sí mismo pero no por ello les quita la atención a los demás. Mientras que el egocéntrico únicamente se ama a sí mismo. O sea, esa es la diferencia entre el egoísmo y el egocentrismo.
Ser egoísta no está mal, esta muy mal entendida la palabra. Ser egoísta no esta mal porque ser egoísta se ama a si mismo. Y que bien está amarnos a nosotros mismos porque si primero no nos amamos a nosotros mismos no vamos a poder amar a los demás. Entonces, ser egoísta está bien.
Lo peligroso, cuando hablamos de ego, hablamos del egocéntrico no del egoísta sino del egocéntrico que es aquel que todo gira en torno a él, por eso, egocéntrico porque es el centro, de ese yo, de ese ego.
La persona egocéntrica es la persona que de verdad tiene problemas porque es la persona por la que todo el mundo tiene que girar. Para el egocéntrico todo el mundo tiene que girar entorno a él. Entonces no piensa en el otro y solo piensa en si mismo. Ese es el problema de la persona egocéntrica.

Laura: ¿Qué tipos de roles de ego conocemos? Esta la posesión, la baja estima, inseguridades, etc. ¿Cuáles más conocemos?

Raúl Caballero: Bien, tenemos por una parte el rol del ego de inquisidor, que es un rol del ego que te señala, te culpa, te critica, te ataca, no eres bueno para nada, y te hace sentir mal ¿no? De forma directa, o sea que te ataca, eres un fracasado. Eso es el rol de ego de inquisidor.
Luego conocemos el rol del ego de víctima, que posiblemente sea el rol del ego más manipulador que hay. Porque el rol del ego de víctima, de alguna manera te enrosca y bueno… no te preocupes, vete, yo estaré bien, no te preocupes por mí, bueno, yo ya sé que no soy digna, yo ya sé que me merezco esto, bueno…, cuando vuelvas igual me encuentras tendida en el piso. O sea, de alguna manera te hace sentir culpable, te transfiere sentimientos de culpa ese rol del ego de víctima. Entonces de alguna manera te manipula para que termines haciendo lo que la persona quiere mediante ese rol de víctima. Es posiblemente el rol del ego más manipulador que hay.

Laura: ¿El más común también?

Raúl Caballero: También, el más común. Es el rol del ego más manipulador que hay. Y lo vemos habitualmente el rol del ego de víctima. O sea, no es del otro mundo. Lo vemos habitualmente.
Hay muchos más roles del ego. Muchísimos más roles del ego. Porque el ego, de alguna manera, abarca muchísimos más ámbitos. Pero probablemente los más conocidos serían el de inquisidor y el rol de víctima.
Que probablemente el rol de víctima es el más manipulador que hay y el más peligroso que el rol de inquisidor. iCuidado! Porque tendemos a dejarnos afectar. Tendemos a pensar que es más peligroso un ataque directo, pero no es así, es más peligroso un ataque cuando no lo vemos. Porque de alguna manera no lo esperamos. Entonces el rol de víctima te transfiere culpa y sin tú darte cuenta ya te han enroscado en esa manipulación. Mientras que con el rol de inquisidor, directamente te critican, entonces uno lo ve venir, es más frontal el rol de inquisidor. El rol de víctima es como más enroscado, es como más complicado, y habría infinidad de roles del ego más que podríamos estar muchísimo tiempo enumerando. Pero los dos más importantes posiblemente fueran esos.

Laura: Sabemos que el rol de víctima es manipulador. Y uno de los roles del ego más común. ¿Cómo podríamos superar una manipulación desde un rol de víctima?

Raúl Caballero: Bien, ¿Cómo superar una manipulación mediante un rol de víctima? Lo más importante es estar alerta. Siempre. Uno no sabe cuando otra persona va a intentar manipularla. Entonces de alguna manera, lo importante es estar alerta, al entorno, a las circunstancias, porque nunca sabemos cuando una persona va intentar manipularnos. Entonces estando alerta de alguna manera podemos ver venir esa manipulación.
¿Cómo logramos no dejarnos manipular por ese rol de víctima? Probablemente con la dignidad, probablemente siendo dignos. Aprendiendo a decir NO. Con esa dignidad, probablemente, se corte toda manipulación. Porque el manipulador mediante el rol de víctima intenta llevarte a su campo, a su terreno: Bueno…, te vas, claro, porque yo no valgo para nada, normal que me abandones, está bien, márchate, a lo mejor luego me pasa algo. Y te dejas manipular por esa culpa. Si una persona es digna no se deja enroscar por esa manipulación. Entonces directamente, se marcha y punto. No cae en el juego del otro. Siendo dignos es como se cortaría una manipulación mediante un rol de víctima.

Laura: ¿Cuál sería la diferencia entre rol de víctima y rol de víctima sutil?

Raúl Caballero: Hay una ligera diferencia. El rol de víctima te intenta manipular directamente haciéndote sentir mal. Y el rol de víctima sutil es como que es un poquito más enroscado, es como que es más complicado de detectar.
El rol de víctima, vamos a poner ejemplos para que quede más claro: el rol de víctima puede ser la persona que te dice: Bueno, márchate, no pasa nada, yo no lo merezco pero bueno si luego estoy mal será culpa tuya y de alguna manera te manipulan transfiriéndote culpa.
Y el rol de víctima sutil sería distinto, mediante un ejemplo, podría ser como: Bueno, yo me quedo afuera porque no quiero molestar, entonces como yo no soy capaz, yo te apoyo en la distancia, está bien, márchate, abandóname porque yo no puedo, porque yo no soy capaz.
Entonces de alguna manera, es como que te hace sentir mal, y es aún peor porque no te hace sentir mal directamente sino indirectamente, te hace sentir una porquería. iOh bueno! La otra persona se queda. Seguramente se quede porque yo le he dicho que no vale nada y te hace sentir como una porquería, te hace sentir culpable de todo lo que le pase a la persona.
Y eso es otra diferencia entre un rol de víctima y un rol de víctima sutil. Esa pequeña diferencia.

Laura: Has explicado qué es el ego. La diferencia entre egoísmo y egocentrismo, los roles del ego, como los podemos reconocer y diferentes tipos de errores, las diferencias. ¿Cómo podríamos integrar estos tipos de roles del ego?

Raúl Caballero: ¿Cómo podemos integrar los roles del ego?
Lo primero de todo es reconocerlos. O sea, localizarlos, ¿qué quiere decir? No todas las personas son capaces de localizar sus propios roles del ego. Es importante aprender a despersonalizarnos, des identificarnos y vernos desde afuera. De tal manera que podamos ver nuestros errores en el día a día. Yo siempre explico de lo importante que es autoevaluarnos en el día a día.

Laura: ¿Por qué?

Raúl Caballero: Es importante porque hacemos un repaso de nosotros mismos. Y haciendo un repaso de nosotros mismos de día a día podemos ver donde hemos errado. Donde nos hemos equivocado. Entonces desde afuera, como que es más fácil ver un rol del ego. Porque el rol del ego se oculta. El rol del ego es como un camaleón, se oculta siempre.

Laura: ¿Dónde se oculta?

Raúl Caballero: Se oculta .O mejor todavía, hay roles del ego que son tan y tan perniciosos que no es que se oculten, es que nos ponen un muro delante, es como que nos causan ceguera los roles del ego. Se ponen delante y no los vemos.
¿Por qué sucede eso? Por la mente reactiva. Cuando una persona se pone reactiva. Y sabemos que el rol del ego es un fruto de la mente reactiva al igual que los engramas. Cuando una persona se activa esa mente reactiva, la mente analítica cae, queda en “off”, queda desconectada. Entonces solamente la mente reactiva esta activa en ese momento. Está en “on” y la mente analítica está en “off”. Como esa mente reactiva esta activa y no razonas en ese momento porque la mente analítica esta desconectada no razonas. Como solo la mente reactiva, en ese momento esta activa es por eso de que al no razonar, la mente reactiva nos manipula hasta tal punto que no nos damos cuenta de que estamos teniendo un rol del ego. No nos damos cuenta. Porque el ego es como que nos causa ceguera. Estamos tan y tan inmersos en la reactividad que no razonamos. Entonces no sabemos que estamos teniendo un rol del ego en ese momento porque no estamos razonando.
Autoevaluándonos, eso se puede corregir. Porque cuando uno se autoevalúa está con la mente analítica y no con la mente reactiva. Y desde la mente analítica haciendo un repaso de nosotros mismos podemos ver donde nos equivocamos y donde no y qué rol del ego es el que falta por corregir.
¿Cómo se integra? Sería la pregunta que me habías hecho sobre el rol del ego. ¿Cómo se integran los roles del ego? Los roles del ego se integran, tratando de no protagonizar, prestando atención al otro pero siempre con equilibrio porque es importante amarnos a nosotros mismos también. Entonces, es un equilibrio.
Hay que tener una alta estima sin caer en la pedantería y sin caer en la baja estima. Hay que tener alta estima de forma equilibrada. Una persona equilibrada causa que de de alguna manera al tener alta estima, porque se quiere a sí misma, permite a la persona amarse, quererse y respetarse y de esa manera logramos, pero no porque lo necesitamos ni porque lo buscamos, porque el ego siempre necesita, sino porque lo atraemos inexorablemente y atraemos que los demás nos quieran, nos amen y nos respeten. Pero primero debemos querernos, amarnos y respetarnos a nosotros mismos. Por eso es importante tener una alta estima. Una seguridad en nosotros mismos. Siendo seguros en nosotros mismos podemos integrar los roles del ego porque todos tenemos la capacidad para integrar los roles del ego. Absolutamente todos tenemos la capacidad.
Lo que sucede es que hay gente que esta tan ofuscada por los roles del ego, pero tan y tan ofuscada, que no son capaces de verse ni siquiera desde afuera. Entonces no pueden autoevaluarse porque están inmersos desde el ego. Están acostumbrados a vivir con el ego.
¿Cómo integramos los roles del ego? Mi respuesta definitiva sería estando despiertos. Y con esto terminamos. Estando en estado de despiertos. ¿Qué quiero decir despiertos? Lo contrario a vivir en piloto automático queridos amigos. Y esto ya lo dijo Gurdjieff hace un siglo atrás, que explicaba de que la gente es como que vive en piloto automático, viven dormidos, comen dormidos, conducen dormidos, caminan dormidos ¿qué quiere decir dormidos? Porque se dice figurativamente. Lógicamente la persona esta despierta pero no está despierta espiritualmente. Y pueden ir por la calle y de repente te atropellan, se chocan dos personas y ni siquiera prestan atención a la persona que tienen al lado. O en una fila, una persona se coloca: perdón, perdón, perdón delante de todas y ni siquiera vio a las personas que tenía detrás o las personas que tenía al lado. Porque vive dormido, porque vive en su propio mundo. Porque vive en un mundo creado artificialmente por la mente de la persona en la cual solo existe ella y nadie más. El secreto para integrar los roles del ego es estar despiertos. Es estar pendiente del entorno. Pendiente de los demás. Ese es el auténtico secreto. Autoevaluarnos. Estar despiertos. Estar en estado de alerta. Estar alerta para evitar manipulaciones, estar alerta para evitar conflictos del entorno, estar alerta para evitar que ningún rol del ego asome. Y entiendo que no somos para nada infalibles, y yo el que menos. O sea, todos podemos caer en los roles del ego y en la mente reactiva. Pero el secreto de alguna manera estar alerta. Y hay gente que dice, bueno, pero es un infierno estar alerta las veinticuatro horas del día. Yo digo no, porque te acostumbras como te acostumbras a respirar.
Eso es todo de momento.

Laura: Gracias.



Compartir