Tener personalidad y carisma

29/03/13

De: Raúl Caballero

Se explicó qué es el carisma y la importancia que tiene ser una persona carismática. Se advirtió de los perjuicios de la falta de carisma y la facilidad de manipular a una persona con poca personalidad. Se dieron pautas a seguir para tener personalidad.

 

 


 

Bien, vamos a hablar sobre el hecho de tener personalidad. Lo cual esta muy interrelacionado con tener carisma.

Hay muchas personas que no saben lo que quiere decir la palabra carisma, en el sentido que se confunden con distintos términos, ¿no? Se piensan que tener carisma es salir delante de un televisor, ¿no? Se piensan que tener carisma es ser un personaje famoso al que todo el mundo va detrás de él, ¿no? Y mira que carisma tiene. No, no necesariamente. El carisma es algo que podemos tener cada uno de nosotros sin necesidad de ser famosos o de salir por la tele.

Una persona que tiene carisma es una persona que sabe relacionarse para con los otros de manera particular, de manera en que es uno mismo, no de manera en que es como los demás, ¿no?

Yo creo que cada uno de nosotros tenemos la particularidad de ser únicos y diferentes. Hasta el punto de que las personas que son únicas no solo tienen varios puntos que las diferencien de los demás sino que además tienen una seguridad en su interior, ¿no? Todo el mundo que tiene carisma tiene esa seguridad en su interior. ¿Por qué? De hecho el primer motivo por el cual la gente no tiene carisma es por la falta de autoestima.

Una persona que tiene inseguridad intenta pasar tanto desapercibido… Y eso, ¡también es un rol del ego! El pasar desapercibido también es un rol del ego. Intentan pasar tanto desapercibido que no tienen ninguna particularidad que los diferencie de forma importante del resto, ¿no? Digamos que se suprime tanto, que se pierde entre la multitud.

Una persona que tiene carisma, se deja nota y una persona que tiene inseguridad, nunca se va a dejar notar, nunca, siempre se va a esconder, ¿no?

La persona que tiene carisma, no solo esta segura de sí misma sino que además no depende en ningún caso de la aprobación del otro. Son dos partes fundamentales del carisma.

Hay gente que vive como robots, no tienen personalidad, no tienen carisma, son autómatas, viven como los demás, piensan como los demás, viven como los demás quieren, piensan como los demás quieren que piensen, no tienen entonces esa particularidad que los diferencie.

Y eso me doy cuenta que pasa en la mayor parte de personas. El tener personalidad también tiene que ver con el saber decir NO, con tener suficiente dignidad para saber decir No. Una persona que dice Sí a todo no tiene personalidad porque no se sabe imponer ante las situaciones. Eso no quiere decir que tengamos que decir no a todo, no quiere decir eso, evidentemente.

Me gustaría extenderme sobre el tema de la dignidad porque es un tema de los que más me gustan pero lo dejaré para otra oportunidad.

Entonces quisiera explicar que a parte de todos los otros conceptos, la dignidad también esta ahí, ¿no? La dignidad es también importante que para tener esa personalidad y ese carisma.

Pero ¿por qué es tan importante tener carisma se preguntaran algunos? Porque el carisma te hace no depender de nada de los demás, primero de todo, saber decir no, saber decir si, saber actuar ante las situaciones, poder mostrarse en público sin ningún problema y son cualidades importantes. Yo creo que realmente esa gente que vive como si fueran autómatas sin tener nada que los diferencien de los demás no son interesantes. Y eso que siempre digo que cada uno de nosotros somos interesantes, que cada una de las personas son interesantes o siempre tienen algo que los convierten en interesantes. Pues bien, en este momento digo no. No hay nada interesante en las personas que no muestran ni un atisbo de carisma ni de personalidad. Porque ¿qué te esta aportando estar dialogando con una persona que es igual a la multitud? De nada, ¿no?

No quiere decir que la gente se tenga que mostrar ante todos, ¿no? Eso también seria ego, que eso sería soberbia. No quiere decir que la gente tenga que ir proclamando tengo personalidad. No, porque entonces eso sería también soberbia. Pero por lo menos sí llegar a el punto de: no depender de lo que digan los demás y poder ser como uno es realmente. No como uno quiere ser sino como uno es realmente. Una persona que es carismática, se relaciona sin ningún tipo de problemas con el entorno, con la gente porque es una persona, que además al tener personalidad, no quiero decir que imponga pero sí que por lo menos atrae a mucha gente una persona con carisma y personalidad, atrae a mucha gente porque ya simplemente te llama la originalidad de que esa persona es distinta al resto y sabes que te va a proporcionar en cada conversación, en cada oportunidad algo único que solo tiene esa persona y solo por eso ya te llama la atención.

Habría mucho de lo que hablar con respecto al carisma y al tener personalidad pero por lo menos

lo que más le pido a una persona para que tenga personalidad es saber decir no y tener la fuerza como para imponerse ante todo tipo de situaciones en la vida, saber por lo menos, por lo menos tener esa personalidad porque hay gente que pregunta si alguien quiere un caramelo y como se esconde porque tiene tantísima vergüenza, no tiene la personalidad por lo menos para decir yo quiero ¿no? Se esconde, entonces ya no tiene ningún tipo de personalidad.

Y el peor de los problemas con la falta de personalidad es la manipulación. Una persona que no tiene personalidad es muy fácilmente manipulable porque como piensa como el resto es muy fácil que cuando le digan: tienes que pensar así, diga: ah, vale. Porque no tiene la personalidad suficiente como para decir no, yo pienso como creo que tengo que pensar y no como tu me dices que tengo que pensar y ojo con el problema de la manipulación porque daría para muchísimas charlas. Creo que el tema de la manipulación es un tema muy complejo de tratar. Así que de momento lo vamos a dejar aquí para que la gente lo vaya reflexionando. Eso es todo. Gracias.

 



Compartir