Antares IV

Rah, filósofo encarnado en Antares IV, responde las preguntas sobre su planeta tales como distancia, morfología, descripción de su planeta, sistema de política, religión o espiritualidad.

Descargar


22-01-2016 

Médium: Raúl Caballero

Interlocutora: Laura

Entidad: Rah

Interlocutora: Vamos a hacer una sesión de Antares IV con el maestro Rah. ¡Bienvenido!

Rah: Hacía un montón que no se me convocaba, ¡gracias!

Interlocutora: ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Rah: Siempre eufórico, siempre eufórico. Desde mi nivel, siempre eufórico.

Interlocutora: Muy bien, tenemos una serie de preguntas para conocer el planeta donde vives, pero antes de empezar con las preguntas no sé si nos quiere brindar algún mensaje.

Rah: Estaba esperando que me lo preguntases, porque ya tengo aquí preparado -como diríais vosotros en varias páginas vuestras- un mensaje de aproximadamente hora y media, así que ponte cómoda, sobre el abrazo con los árboles.

Interlocutora: (Risas).

Rah: Pregúntame directamente, porque sí me gustaría aprovechar la ocasión para decir, siempre lo digo las poquitas veces que se me convoca, pero de alguna manera no valoráis el poder del amor ni el poder del abrazo, ni tampoco valoráis vuestro medio ambiente y sé que estáis pasando por un momento crítico en vuestro medio ambiente y, ¿sabes qué? Desde el mundo espiritual, siento seguramente compasión. Siento compasión, muy afuera de los roles del ego, porque la compasión, a diferencia de la lástima, es un sentimiento altísimo y no siento lástima, siento compasión por vosotros. Pero de alguna otra manera -a pesar de estar despersonalizado con mi 10% y fuera de todo rol del ego y me despersonalizo-, a veces es como que me entra una rabia enorme debido a algún rol del ego que no me hace bajar de nivel, fíjate, pero es para que vosotros lo entendáis, para traducirlo desde vuestro lenguaje tan pobre, que de alguna manera no sepáis apreciar la naturaleza cuando nosotros convivimos tanto con ella que… Solo quiero decir una cosa, la naturaleza tiene boca para hablar y se expresa y si está bien os lo dice y si no se encuentra bien, también, y solamente la escuchan aquellos que tienen oídos para escucharla. Nosotros en nuestro mundo afinamos los oídos, ¿y vosotros desde el vuestro? No lo creo realmente, no lo creo. Puedes preguntarme.

Interlocutora: De acuerdo, muchas gracias. La primera pregunta sería: ¿Cuál es el nombre del planeta en el que estás encarnado actualmente?

Rah: Sí, esto como para que quede grabado. Todo el mundo sabe que tengo un 10% encarnado ahora mismo en Antares IV, que sería el cuarto planeta de la estrella Antares.

Interlocutora: ¿Y a qué distancia se encuentra con respecto a nuestro planeta Sol III?

Rah: Sí, la estrella Antares sería una estrella súper gigante roja. Estaría ubicada aproximadamente a 550 años luz de lo que sería vuestro Sistema, de lo que sería vuestra estrella, el Sol. Se trata del cuarto planeta con respecto a su estrella, por eso lo de IV (4), porque la terminología tiende a ser así, ¿no? Va en denominación al número con respecto a la distancia con respecto a los planetas de su estrella. Antares I, Antares II, Antares III, Antares IV. Porque es el cuarto planeta de la estrella Antares, que es una súper gigante roja infinitamente más luminosa que vuestro Sol y eso sería.

Interlocutora: Vale. ¿Nos puedes dar detalles de Antares IV? ¿Cómo es el planeta?

Rah: Vivimos en un planeta con el cielo de color verde con… vosotros lo podríais imaginar como con un enorme prado, una enorme pradera, todo verde, lleno de bosques, lleno de lagos, lleno de riachuelos, de ríos, lleno de mares, pero donde el mayor porcentaje no es de agua, sino que de tierra, muy poblada de lo que sería una cantidad de especies animales y vegetales enorme, seres animales parecidos a algunos seres animales de vuestro mundo, algunos parecidos a vuestras ovejas, a vuestros corderos, algunos parecidos a vuestras vacas, algunos otros son más peligrosos, parecidos a vuestros leones, a vuestros tigres… Seres también de tipo ave, seres de tipo ave que incluso son capaces de producir un canto que sería imposible para vuestros oídos, sería inaudible para vuestros oídos físicos con vuestra morfología en Sol III; son capaces de producir una vibración que es incluso capaz de modificar el ADN, incluso de modificar engramas. Hay muchísima cantidad tanto de flora como de fauna, podéis entenderlo como un mundo virgen, que no ha sido tecnificado. Se trata de un mundo que se ha mantenido unido durante mucho tiempo, donde a pesar del paso de los siglos y de los milenios, se ha mantenido con el mismo tipo de avance tecnológico y con el mismo tipo de avance espiritual, es decir, es un mundo donde no se producen grandes avances, grandes descubrimientos, grandes intercambios. Un mundo que se mantiene bastante estático a ese nivel.

Interlocutora: ¿Y cómo vivís vosotros? ¿Cómo son vuestras casas?

Rah: Vivimos todos en… vosotros, tal vez, lo más similar que encuentro en vuestro lenguaje sería en pequeñas chozas, en granjas. Todos tenemos un espacio, me gusta decir que es nuestro espacio, aunque realmente nuestro espacio es el espacio de todos, porque todos son bienvenidos. Un espacio comunitario, pero es nuestro, cada granja es de todos y es de uno. Todos tenemos nuestro espacio con nuestras cosechas y vivimos de nuestras cosechas y las compartimos los unos con los otros. Así vivimos.

Interlocutora: Digamos que allí hay un mayor respeto y armonía y se respira paz.

Rah: No sabemos lo que son las guerras, la mente reactiva la tenemos prácticamente reducida a 0, porque la tenemos dominada. Fíjate y esto es nuevo, querida interlocutora, que vosotros estáis acostumbrados a la mente reactiva y estáis acostumbrados a que los impulsos de la mente reactiva afloren de alguna manera. Vosotros no entenderíais si ahora os transportáramos a ese mundo, no lo entenderíais cómo las casas pueden estar abiertas para todos, cómo no existe un espacio íntimo, cómo no existen las cerraduras, los candados, ¿no? Cómo no se pone precio a las cosechas. ¿De qué vivís entonces? ¿De qué coméis? Comemos de lo que generamos, cómo todo se comparte con todos, cómo no afloran los roles del ego cuando una granja es, por ejemplo, quemada por un relámpago que cae y de repente todos les damos parte de nuestra cosecha, les damos nuestra casa, los acogemos… y vosotros si fuerais transportados a nuestro mundo no lo entenderíais eso, sentiríais: ¿Y por qué le tenemos que dar todo al que se quedó sin nada? ¿Y nosotros, qué? ¿No pensamos en nosotros? Y miraríais hacia otro lado, porque vosotros, homo sapiens sapiens de la Tierra -de Sol III-, no tenéis una maldad grande, pero tenéis una profunda indiferencia y sois capaces de ver cómo le está sucediendo una desgracia a vuestro vecino y giráis la mirada hacia otro costado -copiándome de una expresión terrenal vuestra- pensando: Ojos que no ven, corazón que no siente. Y mostrándoos de forma totalmente indiferente con la desgracia ajena, de tal manera que no entenderíais cómo podemos dar lo que tenemos nosotros, para nosotros quedarnos sin, por darle al que lo ha perdido todo. Piensa, querida interlocutora, que nuestra competencia, si se puede entender, de alguna manera -porque no sería competencia en sí-. Competimos por a ver quién brinda más al otro, por a ver quién da más al otro, por a ver quién es más altruista, ¿entiendes lo que quiero decir? Y vosotros, si fuerais transportados a ese mundo, prácticamente no entenderíais nada, pensaríais en colonizar al otro, en quitarle lo que tiene el vecino sin que se entere, esa es vuestra mente reactiva. un espíritu que encarna en Antares IV y en un momento dado, de repente, deja de estar encarnado y encarna en otro mundo. Si conservara la memoria reencarnativa, no entendería, se sentiría incómodo con la mente reactiva, porque prácticamente nosotros hemos llegado a dominar la mente reactiva y fíjate que esto que voy a decir es nuevo, interlocutora: la mente reactiva se puede llegar a dominar hasta el punto tal que se traslada de generación a generación. Hemos llegado a dominar la mente reactiva durante tantas generaciones, durante tantos milenios, que las nuevas generaciones que encarnan directamente no tienen tanta mente reactiva, entonces es como que es más fácil. Hay algunos maestros de Luz que dicen: Es demasiado fácil dominar la mente reactiva en Antares IV y sienten que, de alguna manera, no tienen un incentivo de mejorarse, de superar los roles del ego. Piensan que a mayor tentación, mayor motivación para conseguirlo y que no existe motivación en un mundo en el que no te ponen a prueba los roles del ego. Eso es lo que sienten algunos compañeros míos.

Interlocutora: Sí, sí, interesante. ¿Puedo pasar a la siguiente pregunta?

Rah: Claro, como te sientas más cómoda.

Interlocutora: ¿Cuál sería la morfología de los seres con mente abstracta que hay en el planeta?

Rah: Somos homo sapiens sapiens con una altura mucho más baja que la terrestre, más baja que las mujeres terrestres, menos de metro y medio (1,50 m), metro cuarenta (1, 40 m) más o menos. Es eso, no tendría más por añadir.

Interlocutora: Vale. ¿Cómo es vuestra política?

Rah: No tenemos política, no tenemos necesidad de tener política porque nos respetamos todos, nos amamos todos. Te podría decir, nuestra política es: Lo que es de uno es de todos. ¿Me entiendes?

Interlocutora: Sí. ¿Y tenéis religión?

Rah: No, no tenemos religión, ningún tipo de religión. Pensad que la mayor parte de civilizaciones no tienen religión. No es lo habitual tener tantas religiones en un mundo, como vosotros.

Interlocutora: ¿Cómo es vuestra espiritualidad? ¿Sois seres muy espirituales?

Rah: Sí, así es, aparte que somos seres que dominamos la mediumnidad. En nuestro mundo hay seres con un nivel de mediumnidad como el que tiene este querido receptáculo que tan gentilmente traduce mis conceptos a lenguaje hablado. Hay varios con un nivel de fidelidad parecido al suyo. Se trata de una mediumnidad donde es posible transmitir mensajes de Luz, solo nos comunicamos con seres de Luz. No nos interesa lo demás, pero no por ello le hacemos ascos -como diríais vosotros en lenguaje vulgar o coloquial- a descargar engramas con una técnica que vosotros denomináis psicoauditación -porque también la hay- canalizando a los tethanes. Los tethanes están todos prácticamente en planos muy elevados, porque solo pensamos en servir al otro y prácticamente la totalidad nos encontramos en plano 4 y plano 5. Entonces, de alguna manera, no comprometemos tampoco la integridad del médium que lo amamos y respetamos más que a nada en el mundo. Para nosotros es tan valioso e intocable el canalizador como lo pueden ser nuestros árboles y nuestras plantas y lo conservamos íntegramente porque entendemos que su labor es complicada. Entonces, no lo exponemos, porque al tethán que canaliza siempre es un tethán que se encuentra en un plano alto y es capaz de relatar una vivencia dolorosa y luego que se quede el engrama descargado, pero que se quede el médium con la carga. No, no le decimos que no a eso, porque aunque seamos espíritus elevados, las entidades del plano 4 y plano 5 -plano maestro y plano de Luz-, nadie dijo que no tengamos engramas. No tenemos roles del ego, pero engramas sí y sirve para descargar engramas. Eventualmente también hemos realizado canalizaciones con seres de otros mundos que tenían muchos engramas por resolver para ayudarlos en su labor espiritual. Es decir, no solo nos preocupamos de nosotros, eventualmente también nos hemos preocupado de otras civilizaciones. Y bueno, ¡está bien! ¡Está bien! En definitiva tenemos mucha espiritualidad porque tenemos todos los mensajes de los maestros de Luz.

Interlocutora: Muy bien. ¿Cómo sería vuestra tecnología con respecto a Sol III?

Rah: Prácticamente, si tuviéramos que establecer una comparativa, sería una tecnología parecida a la que teníais en vuestra Edad Media. Por poner, en vuestro siglo XII, en vuestro siglo XIII.

Interlocutora: ¿Y habéis tenido contacto con seres de otros mundos?

Rah: Sí, hemos tenido contacto con seres que nos han visitado. Nosotros no tenemos tecnología para viajar por las estrellas, pero sí nos han visitado seres de otros mundos. Hay seres que están en intercambio directo con nosotros. Hay seres a quienes le damos parte de nuestras cosechas en un pacto diplomático y ellos nos obsequian con tecnología. No estamos interesados en la tecnología, pero por ejemplo, hemos podido en pequeñas colonias o en pequeños grupos visitar otros planetas, otras civilizaciones como para conocerlas y también para ayudar tanto con nuestra mediumnidad como con nuestra sabiduría. Tenéis que pensar que la mayor parte de seres en Antares IV somos filósofos y nos dedicamos a la filosofía y hemos podido predicar y ayudar con nuestra filosofía a otras civilizaciones que nos han transportado a través de sus naves.

Interlocutora: ¿Y aquí a Sol III habéis venido?

Rah: Sí, así es, hemos estado también.

Interlocutora: Muy bien.

Rah: Hemos estado también de turismo -como lo diríais vosotros- junto a seres que nos han traído con sus naves que son de otras civilizaciones y tenemos acuerdos y tenemos pactos, de alguna manera, con otras civilizaciones en el que les damos parte de nuestras cosechas y ellos nos protegen ante un eventual ataque de cualquier civilización que tratara de consumirnos.

Interlocutora: Eso es lo que te quería preguntar.

Rah: Por ejemplo, han intentado… Esto lo leo en la mente conceptual de algún otro tethán, de otro ser extraterrestre que no ha cerrado su cortina conceptual, pero sé que ha habido seres que provienen de Arturo, que son los Langar, que han intentado colonizarnos. Han tenido en su mente hacerlo, pero no lo han hecho porque saben que tenemos acuerdos con otros mundos que directamente nos protegen.

Interlocutora: Así podéis estar más tranquilos.

Rah: Sí, así es, porque no tenemos tecnología. Si quisieran invadirnos ya lo habrían hecho, no podríamos defendernos de ninguna manera, ¿me entiendes? Sería una auténtica masacre. No tenemos tecnología para defendernos.

Interlocutora: ¿Y en vuestro planeta sois conscientes de seres de otros mundos?

Rah: Obvio, porque nos han visitado.

Interlocutora: No es como aquí, por ejemplo, que no…

Rah: Pero nosotros sabíamos de la existencia ya a través de la mediumnidad, tienes que tener en cuenta interlocutora que la mediumnidad está muy expandida en ese mundo. En mi mundo, en el mundo de mi 10%. Es decir, no es una mediumnidad que de alguna manera esté encorsetada en cuatro personas y nadie los crea como en vuestro mundo, Sol III. Leo tu mente y sé que pasa así. Sino que es una mediumnidad que todos nos reunimos en las hogueras por la noche a reflexionar, a debatir sobre distintas corrientes filosóficas, a veces realizamos sesiones espirituales, es decir, se reúne el poblado entero para escuchar sesiones. No son sesiones individualizadas como vosotros que tenéis pudor de que el de al lado sepa de vuestros engramas y lo hacéis todo a escondidas. Son sesiones grupales, a veces viene un maestro de Luz que da un mensaje. A veces directamente se narran vivencias, a veces dolorosas, pero sirven para que luego todos, todo el poblado, reflexione. Debatimos, al conocer todos la existencia de otros mundos con la mediumnidad -porque todos conocemos la mediumnidad- no nos sorprende ya, ¿me entiendes?

Interlocutora: Sí.

Rah: Luego aparte hemos tenido contacto y el contacto que hemos tenido no se trata con un pequeño grupo gubernamental, porque no tenemos gobierno. Entonces directamente cuando establecen contacto con nosotros, los seres ya saben que si lo sabe uno lo saben todos, porque somos todos a una. Los seres de otros mundos piensa que no establecen contacto porque sí, establecen contacto cuando ya han estudiado la civilización, saben que no supone ninguna amenaza para ellos… Los seres que nos han visitado sabían que nosotros éramos pacíficos y que teníamos una ética suficientemente evolucionada como para entender que hay seres que son distintos a nosotros morfológicamente y no los vamos a prejuzgar por ello. Los seres que os visitan os ven como bárbaros. Piensan: Se están matando entre ellos, si nos ven a nosotros nos van a matar a nosotros. Os ven hostiles, os ven agresivos y violentos y piensan que tenéis la mentalidad de niños de cuatro años, donde no estáis preparados para entender las diferencias morfológicas porque os matáis entre vosotros por diferencias de religión, de pensamiento, de credo. Directamente os matáis entre vosotros porque alguien sea de distinto color, imaginad a alguien que vaya a ser totalmente distinto. No estáis preparados para eso y eso ellos lo saben. No van a hacer contacto, saben que no les interesa que todo el mundo masivamente los conozca, pero nuestro caso era totalmente diferente porque sabían que no los íbamos a juzgar, que no los íbamos a prejuzgar, que los íbamos a respetar.

Interlocutora: Muy bien, no sé si nos quieres aportar alguna información extra.

Rah: No, si terminaste con las preguntas voy a tener compasión y voy a dejar al receptáculo descansar.

Interlocutora: ¡Gracias!

Rah: ¡Hasta todo momento! Habló Rah, desde prácticamente 500 años luz, desde Antares IV.

Interlocutora: ¡Hasta todo momento!



Compartir