Aldebarán IV

Ra-El-Dan, quien encarnó como Ligor en Aldebarán IV, explica detalles básicos sobre el planeta hablando de sus razas, sus regiones y dando un % de los planos espirituales en donde se encuentran los seres que encarnan. Explica también sobre su política, religión y cultura.

Descargar,

Ver en Youtube


01-02-2016 

Médium: Raúl Caballero

Interlocutora: Laura

Entidad: Ra-El-Dan

Raúl: Sesión de Aldebarán IV con Ra-El-Dan. La idea es hablar sobre Aldebarán IV, mundo que los nativos llaman Umbro y que nos aclare algunos detalles del planeta. Vamos a convocar al maestro Ra-El-Dan porque tuvo una encarnación muy relevante con el nombre de Ligor, que fue un héroe muy conocido en esas tierras. La sesión va a tratar sobre el mundo de Aldebarán IV, que sería el cuarto planeta en referencia a la estrella de Aldebarán, que sería la estrella Alfa de Tauro y que estaría ubicada a 65 años luz aproximadamente de nuestra estrella, del Sol. Se trata de una gigante naranja. Voy a comenzar, Laura hará de interlocutora. Voy a convocar a Ra-El-Dan.

Interlocutora: ¡Bienvenido!

Ra-El-Dan: Hacía tiempo que no era convocado por este querido receptáculo, ¡aquí estoy!

Interlocutora: Gracias por acudir.

Ra-El-Dan: Yo siempre acudo donde se me necesita. (Sonríe)

Interlocutora: Teníamos una serie de preguntas, nos gustaría si pudieras responderlas, sobre el planeta Aldebarán IV.

Ra-El-Dan: Sí, a ese mundo le tengo yo especial cariño y no sé porqué, la verdad. (Ríe)

Interlocutora: Vale.

Ra-El-Dan: Venga, ¡dispara!

Interlocutora: ¿Nos podría dar algunos detalles de cómo es el planeta Aldebarán IV?

Ra-El-Dan: Yo si queréis os doy algunos detalles de mi vida como Ligor. (Ríe) Los demás detalles no son realmente relevantes. Ahora en serio. Se trataría de un mundo… y voy a entrar directo de una manera como para que los vayan a escucharme me lleguen a entender, ¿vale?

Interlocutora: (Asiente).

Ra-El-Dan: Me interesa más que los que me escuchen me entiendan, más que dar una explicación detallada que fuera muy densa, para que os hagáis una idea todos aquellos que me escuchéis, que espero que seas bastantes. Todo aquello que imaginó, todo aquello que escribió vuestro famoso Tolkien sería lo que se puede ver y lo que se puede plasmar en ese mundo que los nativos llamábamos Umbro, que sería el cuarto planeta de la estrella Aldebarán. Sería un mundo realmente hermoso para vosotros si lo tuviera que describir con una palabra que tiene este receptáculo y cuando digo hermoso me refiero por sus enormes prados, por sus gigantes bosques, por su extensa naturaleza. Un mundo donde hay bastante lluvia, un mundo donde hay bastantes mares. No hay océanos propiamente dichos como lo hay en la Tierra, son más pequeños, son mares; pero hay muchísimos mares, hay muchísima cantidad de mares que separan las distintas regiones y los distintos continentes. Luego, los continentes estarían divididos en muchas zonas y sería un mundo donde hay muchísima flora y fauna, donde la fauna es muy diversa, pero de esto vamos a hablar más adelante. Y os lo podéis imaginar así, como lo que plasmó Tolkien.

Interlocutora: De acuerdo.

Ra-El-Dan: Todo lo que el plasmó lo plasmó, como la mayor parte de escritores o la mayor parte de gente que escribe historias, que vosotros decís “imaginan” historias. No las imaginan, no las crean, las plasman, las canalizan y él era un fantástico canalizador, y canalizó Umbro, Aldebarán IV. Siguiente pregunta.

Interlocutora: ¿Cuál sería la morfología de los seres con mente abstracta?

Ra-El-Dan: Ahí ya entramos en lo divertido. Sería muy variada, sería absolutamente variada. Habrían homo sapiens sapiens mucho más altos que los de vuestro planeta, mucho más corpulentos. Como más fuertes, ¿no? Especialmente también porque se entrenan para ello. Se vive para guerrear y se nace ya para guerrear en ese planeta. Es decir, si bien hay excepciones, generalmente es un planeta en el que o sabes dominar la espada o no aguantas vivo mucho tiempo, y es por eso que hay tantísimos guerreros. Hay otros seres de otras razas que también tienen mente abstracta, hay un tipo de raza muy similar a lo que vosotros llamáis vampiros y tienen mente abstracta totalmente como vosotros y puede encarnar un espíritu con una conceptualidad como la vuestra en cualquier vampiro de Umbro. Digo esto y hago una pequeña explicación como síntesis, porque a lo mejor muchos no lo saben, porque ya se ha dicho en distintas oportunidades en distintas sesiones -yo no, otros maestros, otros compañeros míos, otros hermanos míos- que no se puede encarnar en un decodificador que no pueda llegar a traducir el 100% de la totalidad del concepto del espíritu, eso quiere decir que vosotros no podéis encarnar en un animal con una conceptualidad inferior. Las razas que predominan a nivel de mente abstracta tienen distinta morfología, pero todos pueden albergar un espíritu de la conceptualidad vuestra. Insisto en eso, distintas razas, distintas morfologías. Hay seres que serían como vuestras amazonas, hay seres como vuestros elfos, etc., etc. Me podría tirar varias sesiones solo enumerando las distintas razas.

Interlocutora: Sí, hay mucha variedad.

Ra-El-Dan: Sí, así es. Hay seres que para vosotros directamente serían parecidos a monstruos y hablo de las que tienen mente abstracta, no hablo de otros seres que serían considerados animales, porque en Aldebarán IV existen incluso esas criaturas míticas que vosotros escribís, dibujáis y plasmáis, que son aladas y que son lo que denomináis dragones. Pero esto ya formaría parte de un animal porque la conceptualidad sería más baja.

Interlocutora: ¿Qué sistema de política hay?

Ra-El-Dan: Cada reino tiene un propio sistema de política, aunque si habláramos de un sistema de política unitario seguramente lo más parecido que tenéis actualmente sería la monarquía, pero lo más parecido que habéis tenido nunca sería todos los sistemas de política que se utilizaban en vuestra edad media, donde un rey es el señor de las tierras y del reino y tiene sus súbditos, él vive en su palacio o en su castillo. Generalmente se va heredando -generalmente digo- de generación en generación, por lo cual el príncipe será el nuevo rey y así sucesivamente y donde no hay ningún otro sistema de política más allá de lo que dice el rey, manda. El pueblo vive su vida para el reino y los guardias se limitan a proteger el reino y básicamente sería así en cada uno de los reinos, en cada una de las regiones de Umbro. Sí es cierto que hay distintas regiones que tienen sus propias diferencias, generalmente los reyes tienden a ser autoritarios hasta el punto tal que suelen ser dictadores. Hay en según qué zonas algo más parecido a vuestra democracia, depende de la zona de la que estemos hablando, pero generalmente se cumple ese patrón, pero el mundo en sí está dividido en reinos y en regiones.

Interlocutora: Vale. ¿Hay religión?

Ra-El-Dan: No, en Umbro no hay religión, se cree en aquel que está más allá de las estrellas. Así es como lo llaman, ¿no? Que sería aquel que vosotros podríais llamar Dios, pero no tienen en sí una religión.

Interlocutora: ¿Cómo es la espiritualidad?

Ra-El-Dan: Básicamente no hay espiritualidad, no se me ocurriría una manera de explicarla porque directamente no hay lo que vosotros conocéis como espiritualidad. No se tiene ningún tipo de noción sobre el mundo espiritual y angélico, no se tiene ningún tipo de noción sobre mediumnidad. No existe nada de todo eso. La gente que encarna ahí directamente no se cuestiona esas cosas, encarnan para vivir aventuras. Fíjate querida interlocutora, que tú y yo es la primera vez que dialogamos.

Interlocutora: Sí.

Ra-El-Dan: Que de alguna manera sé, porque leo la mente conceptual de tu querido tethán -porque también está aquí y sé que es una entidad de Luz como yo- y leyendo su mente conceptual sé que ha encarnado en distintas oportunidades en Aldebarán IV, en Umbro, y en todas las veces que ha encarnado ha buscado de alguna manera, porque ha llegado a encarnar incluso en misión en ese mundo, es decir, hay seres que encarnan en misión en ese mundoy tu tethán ha llegado a encarnar en misión en ese mundo para cambiarlo, para revertir su sistema mediante la razón, mediante la diplomacia, y a pesar del enorme porcentaje de éxito en las misiones que tenéis, no lo habéis conseguido, sigue siendo un mundo en guerra, porque fíjate que es un mundo donde no hay avance, sino que siempre es estático el mundo y de eso hablaremos ahora en otra pregunta.

Interlocutora: ¿Qué avances tecnológicos hay? (Risas)

Ra-El-Dan: ¡Esa estaba esperando que me hicieses! Como estaba diciendo, es un mundo donde van sucediéndose los siglos y no hay como en vuestro planeta Tierra una mejoría evidente. Bueno, mejoría es una palabra que no es la que quería utilizar, porque sería entrecomilladamente. No siempre un cambio tiene por qué ser a mejor.

Interlocutora: Claro.

Ra-El-Dan: Sino un avance, sería la palabra. En vuestro planeta habéis tenido momento turbios como vuestra Edad Media, bastante similar, como vuestra Edad Antigua. Bastante similar a lo que vendría a ser Aldebarán IV. Pero, en cambio, habéis progresado mediante avances tecnológicos a punto tal que ahora mismo no os podéis imaginar vivir en una eterna Edad Media. En Aldebarán IV se vive una eterna Edad Media, donde no hay progresos, donde tampoco hay nadie a quien le interese los avances científicos, y donde ya incluso si hay espíritus que encarnan con la idea de hacer algún avance científico, ya solo con la cultura, porque luego se encarna sin memoria reencarnativa, donde entonces uno no sabe lo que el tethán le quiere decir, porque aparte está condicionado por el ruido del plano físico y en ese mundo es mucho. De alguna manera, se vive como te enseñan a vivir y en ese mundo no hay ni un pequeño incentivo, no hay ni una pequeña curiosidad de querer progresar. Ya, directamente, la mayor parte de espíritus que encarnan lo hacen para vivir aventuras y en eso se diferencia mucho de vuestro planeta, porque si bien vuestro planeta posee el atractivo de poder encarnar para ver distintas etapas de progreso, al igual que puede ser también Gaela, que es un mundo gemelo a lo que sería vuestro planeta Tierra. A diferencia de eso en Aldebarán IV siempre vas a vivir lo mismo, pero dentro de la misma época puedes vivir distintas aventuras, puedes encarnar en la Región del Norte donde la temperatura es realmente gélida y donde se vive algo distinto a lo que se puede vivir por ejemplo en la Tierra Media, que sería la zona central o puedes vivir una experiencia distinta en el pueblo de los apartados, ¿me entiendes dónde quiero ir a parar?

Interlocutora: Sí.

Ra-El-Dan: Y eso directamente cambia las normas, como decís vosotros, porque en según la zona que vayas a encarnar seguramente ya vas a vivir unas experiencias distintas, entonces si algún espíritu dice: Hoy voy a encarnar aquí y mañana voy a encarnar allí. Todo dentro del mismo mundo, porque sabe que va a vivir experiencias distintas, pero con un punto en común, va a vivir aventuras seguro. Aventuras no siempre es sinónimo de algo positivo, porque en ese mundo se implantan constantemente engramas, hay luchas por roles del ego… ¿Me entiendes?

Interlocutora: Sí.

Ra-El-Dan: Y sabes que lo vas a pasar mal, porque probablemente vas a morir asesinado, torturado… Si eres mujer, probablemente vas a ser violada, ¿me entiendes? No es todo tan positivo. Pero yo, si tengo que dar yo una opinión personal del mundo y sé que no me la has pedido, pero me tomo la licencia, yo diría que tiene ese toque “mágico” que vosotros siempre le dais a vuestras novelas de fantasía. Y pongo mágico entre comillas, porque no existe la magia realmente, pero para vosotros que desconocéis, sería magia, y para mí -en mi opinión- no tiene tanto mérito… y tengo muchas vidas y he encarnado en vidas donde he sido pensador, donde he sido filósofo, donde he pregonado la palabra, he tenido vidas donde he cultivado la paciencia y la sabiduría, pero a pesar de eso creo que tiene menos mérito -entiéndeme- encarnar en Antares IV que encarnar en Aldebarán IV, porque en Antares IV tú puedes pensar: No, si yo quiero encarnar en misión encarno en Antares IV, que encarno en la Luz. Sí, pero, ¿y dónde queda la evolución y la superación personal?

¿Me estás diciendo que en Antares IV no hay superación personal? No hay tanta superación, porque como vives en un ambiente armónico, encarnas ya directamente en un ambiente armónico es muy complicado que te encuentres con una situación límite, con algo que de verdad ponga a prueba tus roles del ego, entonces es medio tramposo, ¿no? Tu encarnas en Antares IV y seguramente vas a desencarnar en un plano de Luz, pero ya te lo sabes todo, ¿no? Es decir, ya sabes que vas a desencarnar en un plano de Luz muy probablemente y sabes que los roles del ego los vas a dominar, porque ya directamente te enseñan así de pequeño, ¿no? Pero, en cambio, tú encarnas en Aldebarán IV y… me encanta sentir esa adrenalina, esa experiencia de no saber qué te va a suceder mañana. El mérito creo que es lograr trascender. Ojo con la palabra trascender, cuando hablo de trascender no quiero decir hacerte famoso, cuando hablo de trascender quiero decir llegar a un plano maestro o de Luz en un mundo como Aldebarán IV y créeme, eso sí que es superación. Ese es mi humilde punto de vista sobre el planeta. Yo no le quito méritos a aquellos que quieran encarnar en Antares IV. (Ríe)

Interlocutora: ¿Han tenido contacto con seres de otros mundos?

Ra-El-Dan: No, nunca, los seres de otros mundos nos han considerado demasiado salvajes y bárbaros como para tener contacto y que los entiendan.

Interlocutora: ¿Cuántas razas diferentes hay?

Ra-El-Dan: Habría muchísimas, habría decenas de razas, no te las voy a enumerar todas. No voy a dar un número, no creo que sea importante. Hablando con distintas conceptualidades, habría decenas. Muchas de ellas serían para vosotros absolutamente sobrenaturales, todas de alguna manera ya han sido plasmadas, eh, por vuestra ciencia ficción o vuestros libros de fantasía, pero sería una auténtica locura encontraros con eso, nosotros en cambio estábamos acostumbrados de alguna manera. Obviamente, no con todas las razas. Había razas que estaban confinadas y vivían en algún lugar apartado en las montañas, en alguna cueva y habíamos oído hablar de leyendas, ¿no? ¿Entiendes?

Interlocutora: Sí.

Ra-El-Dan: Pero no las conocíamos hasta que exploras esas tierras y evidentemente nunca exploras todo, el mundo es enorme como para llegar a explorarlo todo. En una vida, me refiero.

Interlocutora: ¿Cuántas regiones hay?

Ra-El-Dan: También habría cientos de regiones, donde luego estarían sus propios reinos con sus propias ciudades, las capitales, los poblados… serían muchísimas, muchísimas regiones, no tiene importancia hablar de cuál es el número, porque directamente estamos hablando de un planeta donde hay más delimitaciones y más fronteras que en vuestro planeta y eso es difícil, eh. Eso es muy difícil, porque cada reino o cada región tiene una extensión de terreno mucho más pequeña que en vuestro planeta, por lo cual, es como si cada uno de vuestros países estuviera dividido a lo mejor en 4 países, ¿no? En lugar de ser uno. Entonces, habría más variedad, ¿no?

Interlocutora: Vale. ¿Podría hacernos un porcentaje en relación al nivel de vibración en que se encuentran los tethanes de los seres encarnados en Aldebarán IV?

Ra-El-Dan: Sí, por supuesto, aproximadamente un 60% estarían en el plano 3 y un 39% estaría en el plano 2, quedando un 1% aproximadamente para plano maestro y plano de Luz. Piensa que es un planeta con bastante crueldad donde la mayor parte viven con indiferencia. Indiferencia no quiere decir que no compitan los unos con los otros, porque uno tiene que subsistir y muchas veces tienes que matar para sobrevivir, sin que ello te baje de nivel. Pero siempre hay muchos salteadores de caminos, bandidos, etc., y buscan saquear y hacer daño. Bueno, eso sería todo, ¿no?

Interlocutora: Sí, es correcto.

Ra-El-Dan: Entonces no voy a decir nada más, porque incluso ya di mi opinión personal para enriquecer un poquito el asunto.

Interlocutora: ¡Muchas gracias!

Ra-El-Dan: Gracias por haberme convocado y no dudéis en convocarme más veces, porque yo siempre vengo. (Risa)

Interlocutora: ¡Gracias!

Ra-El-Dan: Hasta todo momento y gracias a ti sobre todo.

Interlocutora: Hasta todo momento.

 



Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion