Adiron-El 29/09/13

Médium: Raúl Caballero

Entidad: Adiron-El

Interlocutores: Laura y Víctor

Comenzó diciendo que si bien se encuentra dubitativo, siente que se le ha concedido una oportunidad única para poder comunicarse. Respondió preguntas tales como nombre conceptual, cantidad de encarnaciones, edad y plano espiritual. Habló de sus miedos al encarnar y dio un preciado consejo a su 10% para su vida diaria. Finalizó relatando una vivencia en otro mundo, llamado Truri III, donde predomina por completo la vida animal y vegetal.

Descargar


 

Raúl: Bien, vamos a comenzar una canalización con el yo superior de Adrián y, estoy reunido con los interlocutores Laura y Víctor, así que habrá una sesión con doble interlocutor, empiezo.

Laura: Bienvenido.

Adiron-El: Gracias, gracias.

Laura: ¿Cómo estás?

Adiron-El: Me siento dubitativo, pero me noto contento porque tengo una oportunidad única, una oportunidad única que me ha concedido mi parte encarnada como Adrián y sé que esto es algo para mí totalmente inaudito, llevaba esperando bastante tiempo del vuestro para poder comunicarme y tengo tantas cosas que decir que se me haría corta la sesión.

Laura: Tu 10% quiere darte libertad para que te comuniques y digas lo que quieras.

Adiron-El: Me duele, me noto ahora como si me doliera la cabeza conceptual, es decir, nosotros no tenemos ningún tipo de nervio y no sentimos dolor, pero sí sentimos dolor conceptual, traducido a vosotros sería como un dolor de cabeza en este momento que le he transmitido al receptáculo recién me he incorporado, pero luego él se repone.

Laura: ¿Y eso a qué es debido?

Adiron-El: Es debido a engramas de vidas anteriores que tengo por tratar, me hace daño.

Laura: Bien, pues si quieres expresarte o paso a algunas preguntas que vea.

Adiron-El: Me expresaré, a ver si me expreso a medida que voy respondiendo las preguntas.

Laura: De acuerdo.

Adiron-El: Y si no, pues después me expreso un poco.

Laura: Una de las preguntas, bueno que esta la he añadido yo es: ¿toda la ansiedad y la hipocondría que ha tenido tu 10% a qué es debido?

Adiron-El: Paso a paso, primero nos presentamos y luego… ¿No?

Laura: Sí. ¿Tu nombre conceptual?

Adiron-El: Mi nombre conceptual sería Adron-El, Adiron-El.

Laura: Es una de las preguntas que tiene.

Adiron-El: Sonaría algo así, es la misma vibración, o sea, es indistintamente. Me podéis llamar Adiron-El, por ejemplo.

Laura: De acuerdo. ¿Cuántos años tienes?

Adiron-El: Cuantos años como espíritu. No me considero un espíritu con muchísima experiencia, no, para nada, para nada. Tengo apenas… apenas tengo 4 millones y medio de años. Muy poco, muy poco.

Laura: ¿En qué plano te encuentras?

Adiron-El: Actualmente estoy en un 3.9. Los actos de servicio que hace mi parte física me eleva, pero, de repente, sus dudas y sus roles de ego, mis engramas, todo se junta para que baje al plano 3.7, 3.6 y ahora estoy al 3.9, pero oscilo entre esos niveles.

Laura: ¿Cuántas veces has encarnado?

Adiron-El: No he encarnado muchas, no he encarnado muchas, he encarnado apenas 86 veces. Es muy poco, muy, muy poco.

Laura: ¿Y a qué es debido encarnar tan poco?

Adiron-El: Tengo miedo a encarnar, tengo miedo, siempre he tenido miedo a encarnar. ¿Miedo a qué? Miedo al plano físico, miedo a los habitantes del plano físico, a que me hagan daño, a que hagan daño a mi 10%, a sufrir, a que me hagan daño físico, no me gusta que en el plano físico se pueda sentir el dolor físico, ¡uh! Tengo miedo al dolor físico, tengo miedo a morir, tengo miedo a nacer, son muchas cosas las que se juntan y he tenido un par de abortos también y me hicieron sufrir mucho porque me mataron mentalmente y también en esta misma encarnación que tampoco quería nacer, pero uno se decide a encarnar porque dicen los Lípikas, dicen los maestros que es bueno encarnar para aprender, que la vida física te da experiencia y aquí esto en este momento, ¿no? En busca de la experiencia. Yo creo que esta vida como Adrián está siendo realmente productiva, tal vez la más productiva de esas más de 80 vidas. ¿Por qué? Sencillamente porque es en la única en la que hemos tenido contacto directo espiritual, en la única. Espiritual, con un médium… y hemos descubierto tantas cosas interesantes. La virtud de mi 10% es la curiosidad unido a la responsabilidad, ¿su defecto? Que esa responsabilidad muchas veces se frustra por un acto de vagueza, como si no quisiera trabajar, eso es debido a engramas también. Tengo muchos engramas, he sufrido mucho en las pocas vidas que he tenido, mucho y tengo miedo, y tengo miedo, pero sé que si no lo hago frente, si no encarno, no lo superaré, pero después cuando desencarne seguramente me entrarán ganas de estarme arropado cerrando mi cortina conceptual y no comunicándome en una larga temporada, igual esta vez sea diferente y esta sea la primera encarnación en la que eso no pase porque esta vez desencarnemos en un plano 4 por lo menos y me sienta bien y mi 10% haga una vida plena porque haya revertido engramas y se sienta pleno porque ha superado cosas con su trabajo interno, eso sería fabuloso, pero de momento, por mucho que haya aprendido mi 10% y por mucha curiosidad, intriga y responsabilidad que tenga, no vamos por ese camino, queda mucho por aprender, demasiado, a veces pienso que demasiado para los pocos años que viven los humanos mortales de vuestro mundo.

Laura: Ajá. ¿Le quieres dar algún mensaje importante o alguna pauta?

Adiron-El: Para mí el mensaje más importante que le puedo dar es que intente ser él mismo, pero como sé que su máximo problema se debe a un nerviosismo absoluto le pediría que se relajase, meditase, tuviese su espacio para él mismo porque sé que es una persona que es muy nerviosa hasta el punto de… O sea, yo creo que lo que le falta es tranquilidad, saber controlarse, saber calmarse y todo eso; a pesar de eso también tiene otras cosas porque si tiene mucho espacio reflexiona y piensa demasiado, ¿no? Lo que le falta a uno, al otro le sobra, ¿no? Porque hay muchos de vuestro mundo que no piensan suficiente y él piensa demasiado y a veces eso no es bueno tampoco.

Laura: Ajá, vale. A Adrián le gustaría que hablases de ti, qué planos has estado pisando a lo largo de toda tu existencia y a lo largo del rol como Adrián.

Adiron-El: No muchos, no muchos, la verdad es que no he estado en un plano -2, ni tampoco he estado en un plano -1, en ningún plano negativo he estado, he estado en un plano… Del 2, 3, 4 y pisé una vez el 5 también estando en el 5.1, 5.2, pero nunca desencarné en el 5, me caí por circunstancias de la vida, que no quiere decir que esta vez me tenga que caer de nada, no lo extrapolemos todo al presente.

Víctor: ¿Y a qué se debe que nunca hayas tenido una gran variedad de planos como por ejemplo puede haber ocurrido en otros espíritus en que en una misma vida pueden haber pisado el plano 5 y el plano -2?

Adiron-El: Seguramente por mi falta de riesgo, es decir, la falta de riesgo en un espíritu hace que prácticamente se quede en el 3 porque si tú te arriesgas puedes tender a fracasar estrepitosamente y cometer un acto hostil tremendo o puede provocarte que al arriesgar llegues a un grado de maestría tremendo, ¿no? Prestando servicio, ejemplo, de repente tengo un dinero y puedo construir una empresa de servicio, por ejemplo, una de vuestras ONG y lo voy a hacer porque me voy a arriesgar, voy a arriesgar el dinero y voy a fabricarla a ver si sale bien o mal y si sale bien puedes subir a un plano 5 y si sale mal y de repente suponte que gente de la organización trabaja mal y al final el dinero no llega o lo que sea y estoy siendo totalmente cómplice, bajo de nivel, pero si tengo dinero no me arriesgo a hacerlo, ese ha sido el lema de todas mis vidas porque no quiero arriesgar, no quiero arriesgar, estoy bien ahora, no arriesgo, no arriesgo a hacer el bien y eso hace que tampoco me equivoque estrepitosamente. Grandes riesgos y grandes responsabilidades, son dos cosas que hay que asumir me dicen los maestros para asumir el éxito o el fracaso porque se entiende que el fracaso está dentro del éxito, no hay éxito sin fracaso ni fracaso sin éxito porque si no te juegas, ni tienes éxito, ni tienes fracaso y si te juegas puedes tener éxito y puedes tener fracaso, te puedes equivocar también y puedes tener más éxito que fracaso pero también habrá algún tipo de fracaso, es difícil hacerlo todo bien cuando te arriesgas , ¿no?

Víctor: Siempre has utilizado esto, ¿no? Siempre has estado desde la parte de no arriesgarte, ¿consideras que es algo que deberías corregir o no hay nada de malo y…?

Adiron-El: Yo creo que sí, yo como entidad espiritual tengo ganas de cambiarlo eso, tengo ganas de cambiar el mundo, tengo ganas de hacer algo grande, ¿por qué? Seguramente porque en los últimos años ha habido muchos maestros que me han incitado a que dé ese paso riesgoso y si no doy ese paso riesgoso tampoco puedo tener éxito aunque me pueda equivocar, tengo ganas de dar ese paso riesgoso, seguramente las ganas de un niño que no sabe sopesar las posibilidades de fracaso que hay, ¿no? ¿Lo entiendes? Las ganas que tiene un niño de decir “quiero dar un paso importante, quiero ser mayor” y de repente dice, cuando la lía y se equivoca dice “Ostras si lo llego a saber no lo hago”. Puede ser que sea eso y puede ser que no y tenga éxito, pero ahora tengo ganas, no me siento con ganas de ser tan conservador, quiero arriesgar e insisto que eso es complicado porque yo nunca he tenido esas ganas y que ahora las tenga se debe a muchísima, cómo decirlo, no presión, porque presión no me gusta la palabra, pero sí de algún modo incentivo, ¿no? De los maestros y también de este receptáculo que incentiva de alguna manera a mi parte física, pero también me gusta pasar de arriesgar, tener mis momentos de tranquilidad, de soledad, de cerrar mi cortina conceptual, de que mi 10% se aísle, esté él solo, piense, esté bien, o sea que un equilibrio es lo mejor que hay, pero hay que arriesgar un poquito aunque sea en la vida.

Laura: ¿Cómo es tu personalidad?

Adiron-El: Yo creo que soy un espíritu con unas ganas de aprender tremendas porque siempre estoy lanzando preguntas a los maestros, pero por otra parte me siento muchas veces cohibido, es como si me asustara lo que hay fuera, es decir, es como si supiera que existen los planos densos, pero me asustara pisarlos porque sé que hay espíritus muy malos ahí. En el plano 2, yo cuando estuve en el plano 2 me dio mucho miedo, es como si tuviera ganas de vivir pero a su vez tengo miedo de vivir, tengo miedo de vivir una vida espiritual porque tengo miedo de los espíritus del error y de los demonios y los primordiales y esas cosas que hay por ahí rondando y a veces digo, ¿para qué fui creado? No quise ser creado, pero luego me alegro de haber sido creado y me causa una expresión tremenda, entonces digo ¡qué bien, qué bonito es esto! ¿No? ¡Qué bonito es esto! Y vosotros que tenéis de alguna manera los interlocutores el perfil de mi 10%, sabéis que tiene algún tipo de problema bipolar y fijaos como el problema bipolar no le viene de él, le viene de mí, porque yo he estado diciendo todo el rato: tengo ganas de arriesgar, pero tengo ganas de conservar, tengo ganas de crecer, pero tengo ganas de quedarme estático, tengo ganas de ver mundo, pero tengo ganas de no hacerlo porque me da miedo, es un pensamiento bipolar que tengo yo mismo como espíritu, no sé cómo decir, es una dualidad, no es una enfermedad espiritual, más que nada porque no existen las enfermedades espirituales, pero es como eso, como si no tuviera los pensamientos claros todavía. No digo todavía por el poco tiempo que he encarnado, sino digo todavía porque me da la sensación viendo a otros maestros con tanta experiencia que me queda mucho por aprender. Tal vez eso me produce baja estima también, ¿no? El ver que no soy capaz de estar al nivel de, qué diría, Johnakan, Ruan-El o Ro-El-Van, no voy a ser hipócrita tampoco, si hay alguna clave es no ser hipócrita, reconocer los errores.

Laura: Bueno poco a poco, ¿no?

Adiron-El: Un error que cometéis muchos de vosotros y lo digo porque leo las mentes conceptuales de muchos de vosotros, no me refiero de vosotros dos, me refiero de la gente que muchas veces ha hecho de interlocutores es que a veces se ha presentado una entidad espiritual que puede haber vivido menos o puede haber tenido menos experiencia y, de repente, creen los interlocutores que están por encima de esa entidad porque la ven como si fuera un niño. Mi respuesta es, seguimos siendo entidades espirituales y yo sigo viviendo más de 80 vidas mientras que vosotros no habéis vivido ni una, no es una manera de ponerme por encima pero sí es una manera de quitar un falso preconcepto que tienen algunos, ¿no? De decir, ah bueno, este espíritu no es como –yo que sé- Jesús, ha vivido menos, tal, le voy a enseñar, pero igualmente tenemos una capacidad conceptual mayor, somos nueve veces más y hemos tenido más vidas y hemos tenido más cosas. No estoy al nivel de un espíritu que haya vivido mucho más, pero no olvidéis que el Maestro Jesús vivió poquísimas encarnaciones y, en cambio, su experiencia es tremenda y es Logos Solar, una cosa no marca la otra, ¿no? Por supuesto que yo no soy logos de nada, pero es una manera de decir que a veces en la cantidad de encarnaciones o el tiempo de vida no tiene nada que ver. Yo me he contactado con entidades que han vivido hasta más de 800 millones de años y, ¿sabéis qué? No saben nada, están enroscados en su mierda, en sus engramas y en sus cosas y no salen de ahí y el haber vivido tanto también es contraproducente porque también te provoca más engramas y te deja menos lúcido, ¿no? No sé si me entendéis.

Laura: Sí, que no el cuantas más vidas, más experiencia mejor, que hay veces que con menos vidas tienes mucha más experiencia y aprendes más.

Adiron-El: Sí, es decir, estoy poniendo en hipotéticas cosas todo lo que estoy diciendo, ¿no? No estoy, no hablo de nombres, cuando hablo de nombres no me refiero de nombres concretos. Es una manera de decir, de hablar, de exagerar para dar una explicación, solamente eso, solamente eso, ya está.

Laura: Otra de las preguntas, ¿puedo pasar a la siguiente pregunta?

Adiron-El: Ajá.

Laura: De tu 10% es si le puedes comentar algo sobre la encarnación anterior.

Adiron-El: ¿La anterior?

Laura: Sí.

Adiron-El: La anterior fue hace bastante tiempo, o sea, la anterior fue en época renacentista, hace bastante tiempo ya de eso, ¿sabes? Y fue una vida que tuve hasta cuatro parejas y las engañaba a las cuatro. Era, digamos, bastante –vosotros llamaríais- ligón y coqueteaba con todas ellas al mismo tiempo y la una no se enteraba de que estaba con la otra y tal. Y bien, disfruté, disfruté de placeres carnales, pero se acabaron enterando y tuve problemas y las perdí a todas y me quedé solo y… Bueno, pues me sentía como más libre hasta cierto punto. No sé qué más decirte porque no te la voy a contar entera.

Laura: Vale.

Adiron-El: La puedes anotar y te la cuento otro día o yo que sé, hay algún engrama pero no es ahora lo que más me importa, si quería tener curiosidad de la vida, pues mira, en época renacentista, hace bastante tiempo de eso, o sea, no tuve una vida hace apenas, yo que sé 50 años, 60, 70, no, hace bastante más tiempo, no suelo encarnar en poco tiempo, pero si fuera por vidas a mi me impactaron las otras vidas que destacaría, no esa.

Laura: ¿Quién es tu ángel guía y tu guía espiritual?

Adiron-El: Mi guía espiritual es el maestro Ro-El-Van, a quien aprecio y valoro muchísimo y está todo el tiempo a mi lado, todo el tiempo porque yo soy el que más le chupa del tiempo y no le dejo ir a hacer misiones (risa) y mi ángel guía sería alguien a quien en muchas ocasiones le he pedido ayuda pero que en lugar de ayudarme me manda conciliación, es decir, en lugar de darme consejos me manda luz y me toca preguntarle al maestro Ro-El-Van porque no está muy por la labor de ayudarme en ese sentido, es como que cada uno se encargara de una cosa, ¿no? Uno me manda luz y el otro me manda conceptos. Sería el maestro Kron-El.

Laura: Entonces la siguiente pregunta ya la has respondido, ¿no? Sería si hay alguna relación con Kron-EL.

Adiron-El: Pero no es relación, es decir, me manda luz y se desentiende.

Laura: De acuerdo.

Adiron-El: Ha habido relación en más vidas, eso sí.

Laura: Vale.

Adiron-El: En vidas ha habido relación pero son relaciones raras a veces.

Laura: Es que tu 10% ha dicho que parecía afín a esa entidad, por eso.

Adiron-El: Hubo una vida curiosa en la que Kron-El fue mujer y yo fui hombre y Kron-El estaba con otra mujer y, al final, terminó conmigo, fue bastante curioso (risa). Lo hice cambiar de lado (más risa). Es una vida también para extenderse, no hace gracia y no puedo contarla entera ahora porque no estamos para hacer gracias.

Laura: Vale. ¿Has tenido algún rol famoso?

Adiron-El: No, en este mundo no. Y en otros mundos tampoco, o sea, sí y no porque he tenido alguna vida bien, pero no he sido al nivel de Einstein o de Nicola Tesla, ¿no? No sé.

Laura: ¿Podría haber sido un superdotado? Pregunta Adrián.

Adiron-El: A nivel de… El tema es que él reúne cualidades claras, pero lo hecha para abajo sus engramas, sus engramas le bloquean el decodificador. Totalmente eh, absolutamente. Es muy inteligente, pero es absolutamente inteligente, digo en este rol, no me hecho flores a mí, le hecho flores a él, en este rol que tiene como Adrián es absolutamente inteligente, muchísimo, no lo digo yo, me lo dice muchísimas veces el maestro Ro-El-Van y yo le hago la broma y le digo “gracias, gracias”, pero es verdad, es un chico inteligente total, pero lo bloquean los engramas muchísimo, lo miedos… Bueno, en fin, lo que son los engramas, no voy a describir qué son los engramas.

Laura: ¿Por dónde van los tiros de la misión que tienes en esta encarnación?

Adiron-El: No puedo desvelarlo aún, quiero que me deis tiempo a mí y sobre todo a mi parte física que crezca un poco más. No puedo, no puedo.

Laura: Otra pregunta es: ¿qué pasa con S.?

Adiron-El: Hay muchos roles del ego y, sobre todo, muchos engramas, además que ha habido manipulaciones de terceros, o sea, es un tema difícil de tratar, no lo voy a tratar con todos los puntos porque no termina vamos, pero ha habido manipulaciones de terceros también, mucha manipulación de terceros hacia esta persona a nivel psicológico y tal, ella es una persona muy inmadura, muchísimo, muy inmadura, pero con un toque de –no sé cómo decirlo-, de dulzura, de tranquilidad, no sabría decirlo. Es como si en el fondo ella quisiera aprender, pero se deja llevar por las masas, no sé si me explico y ella puede ni darse cuenta de eso, pero describir a otra persona me parece incluso una falta de respeto hacia ella, doy información mínima para que, bueno, mi 10% acabe complacido y eso. Yo estoy contento conmigo.

Laura: Tu 10% dice que le motivan mucho las artes marciales, ¿tiene que ver con alguna vida pasada interesante?

Adiron-El: Hemos sido incluso discípulos del héroe Ligor, no con el rol Ligor, pero sí con otros roles y es cierto que hemos tenido vidas bastante interesantes al respecto, de hecho encarné una vez en Japón donde estudié hasta cinco artes marciales diferentes, de esas cinco artes marciales diferentes me hice cinturón negro en una de ellas, en la cual impartía clases y me volví maestro y ha habido más vidas interesantes, pero en otros mundos y no viene ahora al caso porque entraríamos un poquito más en lo que vosotros llamaríais frikismo, ¿no?

Laura: Ajá. ¿Y la sensación de ahogamiento y las migrañas a qué se debe?

Adiron-El: A que estoy muy mal, a que tengo muchos engramas y se los paso todos a mi 10%, además a veces se los envío en pack y le provoco shock, pero el problema es que él, es él también que tampoco pone de su parte, piensa demasiado y le da muchas vueltas a todo y se satura y le da más poder a los engramas. Es como si él me pidiera que se los pasara y yo se los paso, es un pack, ¿no? Entre los dos, ¿me entiendes? Pero es algo que es inconsciente, yo se los paso sin querer y él me los pide sin querer, si se pone a pensar me lo está pidiendo indirectamente, o sea, eso hay que solucionarlo con psicoauditación, pero aparte él tiene que poner mucho de sí, trabajar mucho.

Laura: ¿Y qué consejo le puedes dar?

Adiron-El: Pues trabajarse todas las sesiones mucho e intentar reducir la presión de las opiniones de terceros muchísimo, eso sería de psicointegración, ¿entiendes? Es decir, reducir al extremo la importancia que le da a las palabras de los demás: amigos, padres… Sería la clave de todo, reducirlo al mínimo eso.

Laura: Y de ahí viene, ¿no? La pregunta que había formulado antes de la presentación de toda la ansiedad y la hipocondría que había tenido tu 10% que es debido a eso, ¿no? A los engramas…

Adiron-El: Sí, es debido a engramas pero la hipocondría es debido incluso a vidas donde yo ya tuve hipocondría y me pasaron cosas también, pero claro es que tendría que descargar cosas.

Laura: Ajá. Vale, por último si tenías algo importante que decirle.

Adiron-El: No, porque llevo ya mucho tiempo y sé que para él es prioritario que descargue aunque sea un poco para ver si se siente mejor aunque sea. Voy a relatar una pequeña cosa que es muy breve, más que nada voy a aprovecharme y a torturar un poquito más a este receptáculo, que sé que debería de marcharme, pero lo quiero hacer porque si no mi 10% no está tan contento y yo quiero que esté contento por encima de este receptáculo (risas). Voy a explicar aunque sea una cosita leve para no destruir al receptáculo y espero lo menos que sea una pequeña mejora, pero pff, muy leve, ¿no? Tengo tantos engramas que prácticamente no lo notará. Sí, muchos engramas para muy pocas vidas, sé que lo habéis pensado, muchos engramas para muy pocas vidas, pero bueno, voy a contar una pequeña vivencia que tuve y es una vivencia que tuve en otro mundo, es un mundo que predomina por completo el reino animal. El mundo sería algo así como Trurí, Terurí III y tenía muchísima vegetación, pero había un grupo de hombres que vivíamos que nos dedicábamos a domar, domesticar, cazar animales y vivíamos prácticamente como hombres de la selva, y pasábamos muchísimas penalidades, de hecho, ahí se me implantaron engramas de todo tipo porque tuve encuentros con todo tipo de reptiles, recuerdo encontrarme con pitones y boas gigantes o encontrarme con cocodrilos de un tamaño inmenso o, yo que sé, lo costáis imaginar. Mucho miedo, mucho miedo, pasé mucho miedo en esa vida, se me implantaron engramas de todo tipo ahí, de todo tipo, le tengo pánico a todo eso ahora, pero bueno es algo que no lo tocas en otra vida, un tema de artes marciales y aprendes un poco a concentrarte, a meditar y a no sé qué y los engramas los reduces un poco, ¿no? Siempre, para futuras encarnaciones, es decir, incluso una cosa tiene que ver con la otra. Y encarné y ahí pasé muchas penalidades y tal y yo tenía un gran amor, ella se llamaba Yandra y yo me llamaba Choksy. Yo quería llegar al límite con ella, quería llegar al extremo con ella, pero ella decía que no se mostraba interesada por mí y, recuerdo que nuestra tribu era una tribu bastante, bastante numerosa pero cabía la posibilidad teniendo en cuenta las dificultades de la selva. Siempre moría alguien, yo no sabía cuando podía morir yo y recuerdo que siempre se intentaba que hubiera el máximo número de apareamientos posible. Entonces la tendieron una trampa a ella para que tuviera relaciones íntimas conmigo y recuerdo que ella reaccionó muy mal, no quería de ninguna manera y yo la forcé y la violé pero no lo hice queriéndola violar, o sea, no lo hice con las intenciones… o sea, sí eran intenciones pero no eran intenciones, no sé cómo explicarlo, no era porque le deseara mal, ni la deseaba matar, sino porque tenía un impulso primario, ¿no? Que quería satisfacer con ella, ¿me entiendes? Y la forcé y ella pues al terminar me golpea con una roca en la cabeza, no me mata pero me deja inconsciente y se va llorando y cuando me despierto me veo que me están señalando todos con lanzas y estoy yo atado y me dicen que me van a sacrificar, me van a matar porque he violado a alguien de la tribu y eso no estaba permitido que lo hiciera porque pensaban que ella se abriría a mí de esa manera, pero que si no quería la debía de dejar. Y nada, desencarné porque me mataron. No fue agradable, pero tampoco fue de lo más desagradable que he vivido, ¿no? Imagínate. Me deja una enseñanza esa vida, ¿no? Que hay que satisfacer los impulsos primarios antes de que te llegue la hora de la muerte. Por lo menos tienes que aprovechar la vida, ¿no? (risa).

Laura: Ya, pero también respetar las decisiones de las otras personas.

Adiron-El: Estoy seguro que volvería a encarnar en la misma situación y volvería a hacer lo mismo, o sea, pienso que a veces los impulsos primarios van más allá de la ética, es decir, pienso que vosotros no sabéis lo que se siente estando en esa situación, estamos hablando de una situación en la que la tensión sexual era mayor porque nuestros instintos eran mucho más primarios a todos los niveles, si bien teníamos la misma mente analítica que vosotros, teníamos más instintos primarios porque prácticamente vivíamos de reproducirnos y comer, ¿entiendes? Entonces, en la comida, para nosotros era más sabrosa que para vosotros porque también nos costaba más conseguirla, ¿no? Y las mujeres las saboreábamos más que vosotros porque teníamos más impulsos para querer satisfacerlas, ¿no? O sea, es distinto y creo que mucha gente no podría contener esa situación. Es cierto que nadie de la tribu lo hizo y solo lo hice yo, pero también a los demás los correspondían y a mí no. No había mucha intención de ¿cómo se dice? No había mucha exclusividad de decir “a ti te correspondo, a ti no”. No, no. Prácticamente acababan todos con todos porque no había, no sé, no había mucha exclusividad, no sé cómo decirlo, ¿no? O sea, un hombre vale, me gusta, ya está, una mujer, vale me gusta. Y yo me encapriché con ella y precisamente ella era más selectiva, yo que sé, que las otras. Pero al menos me quedé a gusto.

Laura: Al menos… Igual no era la elegida, ¿no? Podrías haber esperado o elegido a otra persona que se adecue a ti.

Adiron-El: Sí, tal vez fue capricho, yo que sé, no… Pero yo ya había tenido discusiones con otra gente de la tribu y no me llevaba muy bien con algunos y tampoco me sentía cómodo y un día pensé en irme por ahí a perderme por la selva y no volver con ellos, pero entonces pensé que la probabilidad de supervivencia no existía y volví, pero no me sentía cómodo tampoco, hasta me alegré de desencarnar, cuando desencarné, claro, no cuando iba a desencarnar, ahí estaba asustado perdido, pero cuando ya desencarné dije “bueno ya pasó, ya me quité de encima a esa gente” y encima me quedé a gusto a nivel físico. Que solo sea una vez no me puedo quejar, ¿no? No sé. Y sé que muchos lo piensan hoy en día también “bueno me voy a quedar a gusto antes de desencarnar” y sé que eso es un problema para esa gente, pero esa gente no tiene ni las necesidades primarias que yo tenía y, además, no sé, no es lo mismo, no es lo mismo.

Laura: No se puede comparar.

Adiron-El: No, no lo veo comparable. Yo… no sé. En fin, ya conté cosas, ¿no? Pues ya me voy porque quiero pensar y no quiero seguir comunicándome tampoco, pero bueno que he relatado algo que ha servido y ahora quiero dejar descansar también al receptáculo.

Laura: De acuerdo, muchas gracias por haber venido.

Adiron-El: Gracias a los dos por haberme preguntado y escuchado.

Laura: Gracias. Hasta todo momento.

Víctor: Hasta todo momento.


Siguiente sesión



Compartir