Kron-El 14/06/14

Médium: Raúl Caballero

Entidad: Kron-El

Interlocutor: Laura

Se presentó el ángel Kron-El. Habló de las ventajas del plano 6, y del por qué encarnan tan pocas entidades angélicas en el plano físico. Explicó y nombró los mundos más habitados por ángeles. Dio detalles del mundo angélico y explicó el por qué ama encarnar en este planeta. Habló de su relación con Leonardo da Vinci; y comenzó el relato de una vida en Umbro, también conocido como Aldebarán IV.

Descargar

 

Laura : Vamos a hacer una sesión con Kron-El, a hacerle algunas dudas y luego a que se exprese. ¡Bienvenido!

Kron-El : Gracias, pero te pido que no me hagas tener más dudas de las que ya tengo.

Laura : (Ríe) ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Kron-El : ¡Bien, bien! Perfectamente.

Laura : Vale, ¿pues puedo preguntarte esas pequeñas dudas que tiene tu 10%?

Kron-El : Sí, adelante.

Laura : Vale, tu 10% dice que pensaba que ya que en Sol III el 99% están en un plano 2 y 3 y en Anthea están casi todos en el plano 4 y 5 y algunos del 6 y sabe que encarnaste en Anthea, le gustaría saber si hay algún planeta en el que encarnen más del plano 6 ya que dice que está seguro que debe haber muchos planetas y le gustaría saber en qué se asemeja y si has encarnado allí.

Kron-El : Primero que en Anthea hay muchísima cantidad de seres de los planos 2 y 3, lo que sucede que en Anthea están de alguna manera polarizados porque se encuentra por una parte el hemisferio del norte y por otra parte el hemisferio del sur. En una parte, en un hemisferio hay más seres de luz y en el otro hay más seres del error, pero no lo considero para nada… lo de los hemisferios es un tema de razas porque viven dos razas distintas y es un tema político, pero no comparto que en Anthea la mayor parte de seres sean de luz a diferencia de en Antares que el 99,9% de seres habitan en la máxima luz.

Laura : (Asiente).

Kron-El : Y respecto a la pregunta, no existe ningún mundo donde el porcentaje mayor sea las entidades angélicas y tiene una explicación muy lógica, y es que las entidades angélicas no tendemos a encarnar, en nuestra gran mayoría las entidades angélicas nos limitamos a -desde los planos angélicos- servir de ayuda o de alguna manera orientar a los seres encarnados. Es decir, no tendemos a encarnar, esa tendencia que hay es tan mínima en vuestro planeta que es una tendencia que se repite a lo largo de toda la creación porque no tenemos esa tendencia a encarnar, insisto, porque nos es seguramente más fácil… Seguramente la explicación es la más lógica, seguramente las entidades de los planos 2 y 3 tienen que encarnar para revertir karmas y como tienen apegos al plano físico seguramente que deciden encarnar por los propios apegos. Desde el plano 6 tenemos mayores ventajas que desde el plano 2 o 3 y es que podemos englobar y visualizar prácticamente TODA la totalidad de los planos. Esa ventaja táctica que nos da el poder visualizar todo, seguramente hace que con esa disposición nos sea más fácil cumplir nuestra misión en lugar de con un cuerpo físico, esa es la razón lógica por la cual encarnamos minoritariamente siempre en cada uno de los planetas y no atisbo uno solo en la creación donde no se cumpla esa norma. Hay mayoría de seres de otros planos, de espíritus, antes que de ángeles, por tanto no existe un mundo donde encarnen más los ángeles. No quiere decir eso que no haya, por supuesto, un mundo donde encarnen más que en Sol III.

Laura : (Asiente).

Kron-El : Sí hay mundos donde encarnan más que en Sol III, ¿vale? Hay mundos donde el porcentaje es mayor, mayor que en Sol III el porcentaje de ángeles encarnados. Planetas como… déjame que lo visualice porque puede ser interesante, pero no es sencillo, hay que ir visualizando por la creación, no es sencillo. Seguramente planetas como en Aní, donde hace falta apoyo político y los ángeles pueden tener un… seguramente es como que es más “difícil” que se alejen de la misión. O en mundos como en la propia Anthea, en uno de los hemisferios también. En Antares no, porque en Antares seguramente que no hace falta porque no hay entidades que se tuerzan del camino, entonces nuestra misión no tendría sentido allí, es incluso menor que en Sol III.

Laura : (Asiente).

Kron-El : Hay más mundos, pero como no los conocéis tendría que ir enumerando y es una historia, prefiero dejarlo. Si él prefiere que lo enumere o lo toque detenidamente que lo pida en una nueva canalización y listos.

Laura : Vale.

Kron-El : No hay problema, incluso le puedo contar alguna vida en alguno de esos mundos, en algún mundo, pero vamos no tiene la relevancia que él se pensaba porque no hay un mundo donde sea un porcentaje mayor de ángeles y un porcentaje menor de espíritus.

Laura : Ajá.

Kron-El : Eso no existe en la creación por el motivo lógico de que los ángeles… es que los ángeles, de cada cien ángeles a lo mejor encarna uno, no encarnamos más que en 1% aproximadamente a diferencia de los espíritus que prácticamente encarnan todos en la totalidad, TODOS, ¿entiendes?

Laura : Sí, ¿pero encarnan más del plano 2 y 3, que del 4 y 5, por ejemplo?

Kron-El : Es una pregunta complicada, porque si yo te digo “sí”, seguramente va a haber alguien que me va a decir… tiene que haber equilibrio, tiene que haber armonía, por cada uno del 2 y el 3 que encarne debe encarnar un maestro del 4 y el 5 para que el mundo no sea un caos. Pero la respuesta real es sí, encarnan más del 2 y el 3. Se da por hecho que un maestro del plano 4, un maestro del plano 5 vale por varias entidades del plano 2 o 3, puede llegar a revertir a todos esos, pero realmente luego veis que el mundo es un caos y seguramente diréis: “Replantearos la situación porque no funciona”. Por eso digo que es una pregunta complicada, es decir, la respuesta es sí y si realmente nos hemos equivocado en eso, bueno, tal vez por eso últimamente están encarnando más seres de luz.

Laura : (Asiente).

Kron-El : En este planeta, digo. Pero sí, sí, encarnan más seres del plano 2 y 3 por apego y porque tienen karmas y muchas veces los seres del 4 y 5 se limitan a servir desde arriba y hay alguno que puede pensar: “Menos servir desde arriba y más pringar y más servir desde aquí abajo, porque la cosa está fatal y hace falta mezclarse”. Yo digo, sí, pero con lo mal que está cuanto más encarnen más se corrompen y casi que es mejor que no se corrompan desde su plano. No sé, es un debate profundo y complicado, tampoco soy Jerarquía Planetaria como para hablar, o sea, tampoco quiero meterme en camisa de once varas -como decís vosotros- porque no va conmigo el tema. Si eso os dejo que le hagáis un interrogatorio a Johnakan mismo.

Laura : Vale, más que nada era curiosidad. ¿Paso a la siguiente pregunta?

Kron-El : Sí.

Laura : Le gustaría a tu 10% cuáles son los tres planetas que más eliges para encarnar y por qué.

Kron-El : En primer lugar, Sol III es el planeta que más me gusta, el motivo principal es porque me permite desarrollar mi creatividad porque tenéis un mundo muy creativo. Me gusta desarrollar la creatividad, vosotros tenéis una cosa que se llama arte, vosotros tenéis una cosa que se llama escritura, vosotros actualmente tenéis una cosa que se llama informática. De alguna manera, habéis avanzado en el tiempo sin renunciar a muchas cosas del pasado, es decir, no por el hecho de que ahora existe todo de forma computacional habéis renunciado al arte, a pintar, ¿no? A dibujar, a inventar historias, a tener libros; seguís teniendo libros a pesar de que hoy en día, por desgracia, todos se pirateen, en lo cual estoy muy en contra, pero a pesar de eso no habéis renunciado a la escritura, a pesar de que hoy en día es muy fácil robar un libro y a pesar de que hoy en día existen las películas, existen accesorios como los videojuegos que te pueden contar una historia tan bien o mejor que el propio libro. A pesar de eso no habéis renunciado a la lectura y creo que, por ejemplo, la lectura, la escritura, el arte, son cosas que nunca hay que renunciar a pesar de las cosas nuevas que surjan porque creo que fomenta sobre todo la creatividad de la persona y me encanta poder fomentar esa creatividad. Yo he sido pintor, yo he sido escultor, yo he sido escritor -y eso lo sabéis todos- y he sido también matemático, o sea, yo he encarnado en múltiples facetas en vuestro mundo y eso me satisface porque es como que en cada vida he logrado satisfacer un punto de mi.

Laura : (Asiente).

Kron-El : El segundo planeta que más me gusta o elijo para encarnar es Gaela y el motivo principal es por el mismo que Sol III, Gaela es un planeta gemelo de Sol III porque ha pasado por las mismas épocas, por las mismas etapas, por los mismos períodos, pero seguramente que lo elijo porque va un par o tres de siglos por delante del vuestro y las experiencias que se pueden vivir allí en el cual tampoco han renunciado a lo antiguo, a lo anterior, pero digamos que se pueden vivir más experiencias que en vuestro mundo porque tienen mayor tecnología, actualmente digo. Ha pasado por períodos iguales, ha pasado por períodos de crisis. Seguramente son los dos planetas que más elijo y el tercer planeta por antonomasia sería Umbro -Aldebarán IV- porque me encanta la ambientación fantástica que se vive allí, que es real, es decir, poder presenciar lo que es una película de las vuestras, una novela de las vuestras, pero que sea real, eso es impresionante. Vosotros que no tenéis memoria reencarnativa no sabéis lo que sobrepone tener un dragón de varios metros justo delante de vosotros, es una sensación única y me encanta vivir aventuras y me encanta esa ambientación que hay en ese planeta, de hecho muchas de vuestras historias las tenéis ambientadas en ese planeta de lo mucho que os han conmovido esas historias, lo que habéis vivido allí en otras vidas pasadas, por eso hay tanta novela de dragón fantástica u os gustan tanto esos animales mitológicos y esas historias.

Laura : Vale, ¿paso a la siguiente?

Kron-El : Sí.

Laura : ¿Con qué energía divina eres más afín? Y si tu 10% la puede contactar para que le ayude.

Kron-El : Sí, claro, yo soy compatible con la Energía Crística y creo que el Cristo está siempre pendiente de poder ayudar, siempre se le puede contactar y él siempre intentará orientar. Es, no diremos una energía, pero es una energía pensante, es una energía conceptual, por lo tanto te puede dar consejos, te puede ayudar en todo y además tiene un brillo, una claridad, una pureza, una tranquilidad, una paz que no emana ninguna otra energía y esto lo sabe bien el maestro Jesús y los efectos prácticos incluso que puede tener esa Energía Crística, ¿sabes? Porque si mi 10% llega a canalizar la Energía Crística y a proyectarla bien puede llegar incluso a sanar de alguna enfermedad, cuando por enfermedad se refiere a algún tipo de malestar o de resfriado, no me refiero -yo que sé- a algo cancerígeno, no hablamos de eso, no hablamos de milagros ni hablamos de… no, pero sí hablamos de que la Energía Crística tiene multitud de efectos prácticos, lo sabe bien y la utiliza bien también este querido receptáculo, pero a veces es muy difícil proyectarla para uno porque cuando uno está mal seguramente esa finura que hace falta para canalizarla es más complicada, entonces a veces se utiliza más en función del otro, del que está mal, es muy fácil proyectar esa energía para el que está mal y el que está mal va a notar un efecto inmediato. Aconsejo siempre poder utilizarla, aprender a controlarla, aprender a controlarla, pero es más difícil por contra porque… le recomiendo a mi 10%, a Fer que lo mire bien, es difícil porque es una energía del séptimo plano y tiene muchísima mayor cantidad de energía y no es fácil de captar ni de contener, de hecho existen médiums muy contados que los podría contar con los dedos de las dos manos que pueden llegar a captar esa Energía Crística, es decir, estoy diciendo con los dedos de vuestras dos manos puedo llegar a captar la gente que puede canalizar esa Energía Crística, es decir, muy poquita.

Laura : Sí. Bueno, le gustaría saber por qué siente una conexión especial con Leonardo Da Vinci, una admiración.

Kron-El : Vivió una… (risa) Es que recuerdo la vida y… Vivió una vida bastante apegada y allegada, tuvimos una relación sentimental con quien fuera Leonardo… Bueno, es toda una historia, es toda una historia (risa), te la voy a resumir muy brevemente, pero es toda una historia eh. Por los motivos que sea yo conozco a Leonardo y nos conocemos, comenzamos a charlar, yo veo que él tiene un atisbo de genio y un atisbo de tarado porque tenía ideas absolutamente estrambóticas, pero ideas que al fin y al cabo muchas logró llevar a cabo. Él tenía seguramente algunas ideas diferentes a las ideas que tenían en la cultura en ese momento, o sea, cultura renacentista y seguramente tenían una idea de la Biblia muy, muy allegada y clara, ¿no? Y seguramente él tenía una idea diferente a todo, pensaba que todo estaba escrito de manera diferente, pensaba que todo tenía que ser reescrito, de hecho a veces tenía una mirada un poquito… un poquito de trastornado -no sé cómo decirlo-, vivía por y para sus pensamientos, por y para sus proyectos, pensaba que el mundo tenía que ser cambiado, que el mundo merecía saber una verdad diferente a la verdad que se había contado, él era un revolucionario porque él quería cambiar el mundo realmente, prácticamente la totalidad de las cosas, pero eso no siempre es fácil. Llegó a trascender, pero estoy seguro que allá donde fue se quedó insatisfecho porque quería haber trascendido más y mejor.

Laura : (Asiente).

Kron-El : No sé, yo tuve una relación íntima, nos conocimos, empezamos a dialogar, empezamos a conocernos y estuvimos durante un tiempo juntos, lo que vosotros diríais una relación, pero una relación loca, una relación esporádica. Cuando yo iba a verlo y él trabajaba, yo le servía prácticamente para que él se desahogara y luego podía pensar mejor, un relación un poco más sexual. Yo era hombre y él también y bueno, nos terminamos alejando porque yo empecé a ver cosas de él que me asustaron. Miedo de decirlo ahora, pero creo que tenía una compulsión sexual muy fuerte.

Laura : Sí.

Kron-El : Y me asustaba eso. Vi a Leonardo capaz de hacer CUALQUIER cosa por más vil o ruin que fuera con tal de lo que él estaba seguro que era por beneficio del otro, pero es que la historia de Leonardo daría para cuatro o cinco sesiones. Su vida digo, no la mía, la mía fue una vida bastante decente, bastante normal y prácticamente estuvimos entre seis y nueve meses teniendo relaciones esporádicas, nada más que eso, aunque es cierto que lo llegué a conocer a fondo en algunas de sus experiencias, en algunas de sus etapas, yo sabía las fobias que él tenía y también sabía muchas fobias que tenían que ver con interacciones sociales, a él no le gustaba relacionarse con el público y también sabía de paranoias que tenía y de lo mal que se llevaba con quien fuera su familia, pero bueno todo esto daría para otra historia y no es el momento ahora tampoco.

Laura : Bueno, ya si quieres expresarte o contar la vida que quieras o…

Kron-El : Sí, te voy a contar una vida en Umbro que vamos a necesitar otra canalización más para continuarla porque no la voy a poder terminar hoy porque he gastado bastante tiempo respondiendo las preguntas, ubico que el receptáculo está bastante agotado ya y aún tenéis otra sesión pendiente, así que… voy a intentar ir al grano un poco, bueno, no al grano porque quiero contarlo con bastante detalle, creo que pude ser bueno, es por eso que voy a necesitar dos sesiones, pero sí que voy a empezar ya directamente.

Laura : Okey.

Kron-El : A mí me llamaban en ese entonces, era un apodo, me llamaban Burashyak y me conocían así por un apodo. Burashyak en lenguaje de las Tierras del Norte -yo encarné en las Tierras del Norte- quería decir algo así como “bárbaro con sentimientos” o bárbaro sentimental”, ¿me entiendes?

Laura : Sí.

Kron-El : Yo era muy fuerte, muy grande, pero tenía sentimientos, tuve una vida bastante curiosa. Manejaba un mandoble, un mandoble es una espada mucho más grande, ¿vale? Para que te hagas una idea, sería como dos espadas juntas, que además tiene doble filo.

Laura : Ajá.

Kron-El : En toda mi etapa como guerrero nunca maté uno solo de mis oponentes y era bastante fuerte y nunca maté a nadie de mis oponentes, les perdonaba la vida a todos. Por eso me conocían así, como Burashyak, ¿sí?

Laura : Sí.

Kron-El : Algunos otros de las Tierras del Oeste me conocían como El Pacificador porque decían que el Pacificador aparecía una vez cada año para apaciguar una guerra y sin matar a nadie luego desaparecía, decían que era capaz de venir y con una tormenta desarmar a todos los enemigos para luego instarlos a que abandonen el campo de batalla. Son leyendas al fin y las leyendas exageran. A veces desarmas a uno, a dos o a tres y te dicen que desarmaste un ejército entero. Yo estaba convencido de que mi labor en esa vida era, no de paso, pero sí de alguna manera apaciguadora para los tiempos que corrían, pensaba que yo había venido para -en mi breve vida- terminar con las guerras y marcharme y pensaba que un mundo con tanta guerra no podía ser un mundo real y pensaba que tenía que -de alguna manera- calmar esos ambientes de guerra. Yo tenía una enfermedad mortal que me iba a costar la vida y que finalmente me costó la vida porque nadie me consiguió matar, ya que nadie me consiguió nunca vencer en combate. Tenía una enfermedad degenerativa en la zona de los pulmones, poco a poco me iba corrompiendo, destruyendo los pulmones y a medida que pasaba el tiempo me costaba más respirar, pero era una enfermedad degenerativa tal cual, quiere decir, no se degeneraba en 5 años, es una enfermedad que me duró los 27 años que tuve de vida y diréis: Bueno, desencarnaste joven. No, desencarné a buena edad ya que en este mundo la esperanza de vida ronda los 30, los treinta y pocos, treinta y algo.

Laura : Sí.

Kron-El : Y yo desencarné a los 27, no estuvo mal y la enfermedad degenerativa me hizo sufrir mucho, es una enfermedad que me hizo sufrir mucho porque no te mataba, era como que poco a poco progresivamente los pulmones te fallaban, a veces podía incluso caer desmayado porque no me alcanzaba el aire, el oxígeno, y alguna vez estuve a punto de morirme precisamente por mi enfermedad porque tenía propensidad a que me entraran fiebres muy altas y si caía desmayado en una zona donde no había nadie, nadie me podía atender o llevar ante un médico, un galeno, y estuve realmente a punto de morir en hasta cuatro oportunidades, pero finalmente me repuse y seguí con mi ambiente pacificador.

Laura : ¿Y era tu misión realmente ser pacificador?

Kron-El : Sí, yo pensé fielmente que sí y sigo pensando que sí desde mi plano porque logré parar guerras políticas incluso y a eso voy ahora después, es que es una historia larga. A mí me conocían como la Tormenta Desarmada me conocían por el sur. Sea como sea, yo encarno en un reino del norte, un reino que se llamaba Aragur. Mi nombre real no era Burashyak (o Brashyak), era otro. Mi nombre real era Orín, me llamaban Orín el Grande porque era bastante grande, era dos veces mi padre, o me llamaban también Orín, Hijo de Odar, que era como se llamaba mi padre, pero me gané ese apodo. Yo odiaba empuñar las armas, de pequeño odiaba empuñar las armas, padre me tenía que obligar a ponerme una espada en mano. Cuando yo ya me di cuenta que para mí la espada era como un cuchillo porque era demasiado pequeña para mi, usaba incluso la espada de mi padre cuando yo apenas tenía 8 años, para que os hagáis una idea de lo alto y grande que estaba.

Laura : Sí.

Kron-El : Era gigante de alguna manera, ¿no? Algunos cuando me venían venir me decían Gigante del Norte y si bien era del norte, yo no era un gigante. Cogía la espada y la clavaba en el suelo y le decía a padre:

-Yo no quiero asesinar, yo quiero, no sé, pintar, cantar.

Me decía, sin ofenderme él, porque tenía unos modales muy refinados:

-¿Sabes? Esas cosas no son para ti, esas cosas son para mujeres. Mira Orín, te voy a contar una cosa, esas cosas no son ni para mujeres, todos los seres que existen, todos los seres que son creados por el Creador tienen la necesidad y hasta diría la obligación de empuñar un arma, niños, mujeres, hombres, al final la muerte no marca diferencia, no entiende de sexos, no entiende de edades, la muerte te acecha y termina con tu vida si tú no estás preparado para empuñar un arma para defenderte. A tu madre se la llevó la muerte tiempo atrás. Me has dicho que te gustaría cantar, bien, pues ella cantaba, ella cantaba en los conciertos que hacen en las festividades de fin de año, de fin de ciclo, ella cantaba en las coronaciones de sucesión de los distintos reyes de las zonas de alrededor. Yo le dije: Te enseñaré a usar un arma. Y ella me decía: La guerra no está hecha para mí, yo combato la guerra con mi voz. Yo le decía: Tu voz no está afilada y no puede matar. Y ella me decía que no le interesaba matar, que le interesaba apaciguar. Entonces yo lo respeté, me abrazó y me dijo… en ese momento tu madre me abrazó y me dijo: En tal momento estarás tú ahí para defenderme y sé que eres suficientemente fuerte para plantar cara a cuatro hombres porque eres hábil con la espada. ¿Sabes qué pasó al final, hijo? Un día yo estaba en una misión cuando asaltan el reino, a tu madre la asesinaron después de violarla. Ese hombre tan habilidoso, esa espada tan rápida que era yo, no pudo defenderla. Si ella hubiese querido que le enseñara a empuñar un arma, si ella no hubiera confiado tanto en su voz, si ella hubiese tenido un arma en la mano en ese momento, seguramente que aún seguiría con nosotros y te habría visto crecer. ¿Aún piensas entonces que quieres cantar? ¿Aún piensas que no quieres usar ningún arma? Piensa bien lo que te acabo de decir. Sea como sea, intentaré protegerte con mi espada siempre, tomes la decisión que tomes.

Y se marchó, a mí me dejó pensativo toda la noche. Pensaba en cómo murió… mi madre cuando yo aún era tan pequeño, en que no la llegué a conocer a fondo porque cuando ella murió yo todavía no hablaba. Tantas veces me había contado mi padre la historia de que cuando asaltaron el reino murieron todos, menos las criaturas porque las encerraron en un complejo subterráneo y, al final, los que asaltaron el pueblo eran unos simples bandidos de los que estoy seguro padre hubiera rendido buena cuenta de ellos, porque ni es un cobarde ni es débil, era habilidoso con la espada. Y no, no fue un pueblo lo que asaltaron, fue todo un reino, porque no era pequeño nuestro hogar. Lo asaltaron aprovechando que todos los soldados estaban en misión. Seguramente debió haber algún tipo de chivatazo dentro del reino, pero eso eran otros tiempos y algo en lo que yo no tenía por qué pensar, no tenía por qué. Pensaba y pensaba en las palabras de mi padre. Decidí, tomé la decisión de empuñar un espada, ya no por mi bien, sino para que los otros no sufrieran. Aprendo a luchar, aprendo a combatir, un día me dice mi padre:

-Ha terminado la ceremonia de aprendizaje y ahora eres un auténtico espadachín. Creo que eres tan fuerte como yo, pero aún te falta una cosa, curtirte en guerras, salir ahí afuera en un combate a vida o muerte de verdad.

Salí de viaje con mi padre, salí de viaje con la idea de aprender a luchar. Por primera vez en la vida no tenía que empuñar una espada para asestar golpes a un trozo de paja o una madera, sino que tenía que asestar golpes a una persona viva. Me repudiaba la idea, me daba miedo la idea de tener que asesinar a alguien. Continuaré la historia en otro momento. Partimos así de viaje, Orín y Odar, los dos de un reino del norte. Eso es todo, continuaré en otro momento. Hasta todo momento y gracias por haberme escuchado Lau.

Laura : Hasta todo momento.



Compartir