Reconocer un amor auténtico

De: Raúl Caballero
Interlocutores: Laura y Victor Firedol

Se explica la diferencia entre capricho egoico, UN amor auténtico y EL amor auténtico, explicando que el capricho egoico es compulsivo y obsesivo y que no es lo mismo UN amor auténtico que EL amor auténtico. Mucha gente pregunta en canalización sobre EL amor auténtico, quien está destinado a compartir el resto de la vida con la persona. Se explica que en Psicointegración no se ayuda a encontrarlo, sino que se le orienta para encontrar UN amor auténtico, que se diferencia con el capricho egoico por ser amor puro hacia otra persona. En el capricho no existe la mente analítica, a diferencia de en los otros dos amores. También se aclara que incluso el amor más puro puede romperse, aun habiendo pactado dos espíritus encarnar para vivir juntos. Ninguna relación está libre de caer.

 

 


 

Bien, vamos a hablar sobre algunos puntos clave para reconocer el amor auténtico.

Hay gente que en consulta, muchas veces, me preguntan: ¿cómo encuentro el amor auténtico? O cuando tienen pareja me dicen: cómo sé si esta mujer o este hombre es el amor auténtico ¿no? Realmente ¿Cómo sé si no me he equivocado? ¿Cómo sé si no me voy a equivocar?

Y hay gente que incluso decide hacer canalización preguntando sobre ese asunto, ¿no? Quiero saber si mi pareja actual es mi amor auténtico o es la persona que está indicada para estar para mí.

Interlocutor 1: O simplemente si estas enamorada áuricamente.

Raúl: No hay una necesidad de hacer una canalización para saber eso, no hay una necesidad. ¿Por qué? Yo siempre le respondo a la gente: no tienes necesidad de preguntar eso en canalización. No tienes necesidad porque tú mismo puedes llegar a saberlo eso. Eres tú el que lo tienes que captar. Eres tú el que lo puedes saber eso.

Pero hay que hacer una diferenciación: no es lo mismo encontrar EL amor auténtico que encontrar UN amor auténtico. Eso es una diferencia también.

Cuando la gente habla de hacer una canalización para saber si la persona con la que están al lado es el amor auténtico o como encontrar el amor auténtico, hablan de esa persona que está destinada a una para compartir eternamente y vivir toda la vida. Es decir, están hablando ya de un pacto espiritual, ¿no? De qué espíritu ha decidido en esta vida a encarnar para compartir la vida a mi lado. A eso es cuando hablan de: EL amor auténtico, pero realmente eso es un error. Porque si no hay canalización, esa respuesta no se puede conocer. Entonces yo corrijo a la persona y le digo: no existe EL amor auténtico, existen LOS amores auténticos o UN amor auténtico. Quiere decir, yo no puedo ayudarte a decir: esa es la persona con la que has pactado encarnar y compartir la vida. La única manera es mediante la canalización. Incluso es trampa una canalización porque considero que es una parte vital de la experiencia de una persona. Lo tiene que vivir la persona.

Interlocutor 1: Sino puede ser que estuviese condicionado.

Raúl: Condicionando a la otra persona. Entonces yo le digo: yo no te voy a ayudar a saber cuál es ese espíritu con el que has decidido encarnar y donde está. Eso creo que es cosa de la vida de cada uno encontrarlo. Sino que te voy a enseñar a que distingas entre un capricho egoico y UN amor auténtico. Amores auténticos hay muchos. Quiere decir, entrar más allá de lo que es un enamoramiento áurico nosotros sabemos que un enamoramiento áurico es simplemente por el aura. Y que nos enamoramos de lo que la otra persona desprende energéticamente. No hay un amor personal porque no conocemos a la persona. Entonces cuando conocemos a la persona, es cuando ese enamoramiento áurico se convierte, ¿no? Entre comillas, en amor personal de pareja, cuando amamos a la otra persona realmente. Pero yo te puedo ayudar a distinguir que es un capricho y qué es un amor auténtico.

Un capricho es siempre por enamoramiento áurico, no puede haber un capricho que pase de enamoramiento áurico. Hay mucha gente que entra en caprichos, que cae en gente: me gusta esta chica, me gusta esta mujer, me gusta esta mujer porque siento algo en el interior pero realmente no conoces a la persona. Y la persona cae en un capricho, en una obsesión y continúa, y continúa, y continúa intentando conseguir a una persona que ni siquiera conoce. Qué capaz después la consigue, la conoce y a las dos semanas ya no le gusta la persona porque ve que realmente no era como creía que era realmente esa persona. Eso es un capricho.

Interlocutor 1: O puede pasar al contrario, que la conoce y…

Raúl: También puede pasar al contrario pero es un capricho porque la persona se encaprichó inicialmente en esa persona, ¿no? No se interesó a nivel racional, ¿no? Porque la conozco y me gusta la persona, no, no, no. Es un capricho, es decir, como me atrajo áuricamente, me interesa, me interesa, me interesa, eso es un capricho egoico y los caprichos siempre vienen del ego. Siempre provienen de la mente reactiva. Entonces en la gran mayoría de situaciones se va a equivocar la persona. Es muy difícil que no se equivoque porque proviene de la mente reactiva y la mente reactiva casi siempre se equivoca porque es impulso y es emoción. No hay sentimiento puro. Es todo emoción, todo emoción. En cambio sabemos que el amor personal es 50% emoción, 50% sentimiento puro. El capricho egoico es 100% emoción, no hay nada puro y convierte a la persona que le interesa en un trofeo. Y la tengo que conseguir por mí y me interesa a mí y caería en exagerando el término “esclavizar a la otra persona para uno”, ¿no? Se entiende.

Mientras que el amor auténtico es diferente. El amor auténtico es ese amor personal que lo conocemos, y que es 50% emoción, 50% sentimiento puro.

Interlocutor 1: ¿Y cómo se reconoce cuando es un amor auténtico?

Raúl: Ahí iba a parar yo. Hay que hacer una diferenciación entre qué es un capricho y qué es ese amor auténtico.

Primero voy a hablar que el amor auténtico no está exento de errores. No nos vayamos a pensar ahora que por reconocer el amor auténtico, ya no nos vamos a equivocar y esa es la persona destinada a, como decía al principio, a compartir la vida con nosotros, para nada, reconocer a ese amor auténtico es saber que nuestro sentimiento está desprovisto no absolutamente d ego porque entonces no sería amor personal, sería entonces amor impersonal. Pero sí que está desprovisto de ese ego caprichoso, de ese ego capcioso que no nos deja actuar, que no nos deja vivir, ¿no?

Interlocutor 1: En cierta normalidad.

Raúl: Vivir con normalidad, entonces, la explicación sería: cuando uno reconoce ese amor auténtico también nos podemos equivocar y por el tiempo empezamos una relación de pareja, la persona cambia o nosotros cambiamos y directamente dividimos caminos, ¿no? Y nos separamos. Es una diferenciación.

Mientras que si uno hace una canalización preguntando por ese amor auténtico que ha de compartir nuestra vida, eso no ha de pasar. No ha de pasar no quiere decir que no pase tampoco porque incluso aún en ese caso tenemos mente reactiva, tenemos ego y se puede ir todo al traste. Pero digamos que ese sería EL amor único, ¿no? Que uno quiere reconocer en una sesión. Yo creo que la persona lo tiene que buscar, uno mismo, sin canalización. Pero buscándolo uno se puede encontrar con varios puntos. Uno se puede encontrar con el punto de un amor que SÍ que es auténtico pero que pueden haber varios a lo largo de nuestra vida porque se termina el amor. Porque pasa cualquier cosa y se termina el amor, es decir, no es infalible encontrar un amor que sea puro. Aunque el amor sea puro no quiere decir que sea infalible.

Interlocutor 1: Pero ¿se puede marchitar por dejarse estar?

Raúl: Se puede marchitar por dejarse estar. Puede ser porque las personas cambien, puede ser por malas influencias, puede ser por manipulaciones ajenas, pueden haber muchos términos que impliquen a que esa relación termine por caer. Muchos. Puede pasar en UN amor auténtico también. Lo estoy diciendo. Incluso puede pasar, insisto, en esa canalización, si se sabe en ese amor auténtico, también puede pasar en ese amor.

La diferenciación para saberlo, cuál es un amor auténtico que insisto puede caer y ese amor caprichoso que está destinado a caer, esa es la diferencia. El amor caprichoso siempre va a caer. Porque el amor caprichoso siempre es para uno. El amor auténtico es para el otro también, para uno y para el otro. La manera de reconocerlo, la manera de diferenciarlo es siempre mirarnos a nosotros mismos en nuestro interior. Y primero pensar con coherencia, qué es lo que estamos haciendo. Estamos actuando con coherencia, no estamos actuando con coherencia, qué estamos haciendo, ¿no? Y una vez sabemos que estamos actuando con coherencia, ver si nuestros actos son compulsivos, son obsesivos. Ejemplo: yo tengo un trabajo muy importante, muy, muy importante y ese trabajo importante no lo puedo conllevar con esa persona por la que creo sentir algo o por la que tengo un capricho y no voy a tener más posibilidad de encontrar un trabajo. Y yo, caprichosamente, y no hago ningún caso a la mente analítica que me dice: conserva el trabajo. Rechazo el trabajo para irme con ella, a los dos días esa relación se va a terminar porque no hay pureza, ni mente analítica, ahí. Es decir, no estamos pensando en el entorno, no estamos actuando, pensando en las circunstancias, pensando en las puertas que hay abiertas y en las puertas que hay cerradas sino que directamente nos tiramos de cabeza a la piscina y si la piscina no tiene agua pues nos la vamos a pegar seguro, ¿no?

Entonces, siempre para reconocerlo hay que mirar en el interior de uno y es uno mismo el que tiene que reconocer si hay obsesión o no hay obsesión, si hay capricho o no hay capricho. Pero el capricho se sabe, insisto, por si hay mente analítica y si los actos se están realizando de forma compulsiva o no.

Interlocutor 1: Bien, y una vez tú reconoces que te gusta una persona que es un capricho, cuando ya lo has reconocido, ya lo has interiorizado y empiezas a verlo de manera más analítica, ¿se puede pasar de ese amor caprichoso a ser un amor auténtico?

Raúl: Sí, pero con matices. Sí, pero es complicado. Depende, porque si tú ya has hecho un paso que realmente ha condicionado el futuro de esa relación, mientras estabas caprichoso, me refiero. Esa relación ya es insalvable porque ya hemos cometido un error con la relación. Esa relación ya es insalvable, ¿no?

Interlocutor 1: Bueno, porque estabas egoico, pero si te vuelves más analítico y lo reconoces.

Raúl: Pero si estando egoico ya cometiste un error que destrozó la relación, la otra persona lo más normal es que ya no quiera saber más de ti. Porque te va a considerar un compulsivo y va a tener que estar muy segura la otra persona que uno no está otra vez caprichoso y no va a volver a cometer actos hostiles a terceros ni a uno mismo. Y entonces, ya es como que la persona pone una barrera, ¿no? Es como que intenta alejarse, no se fía del todo. Es posible, pero se necesita  mucho tiempo de reconocimiento por parte de la otra persona, muchísimo tiempo de reconocimiento de la otra persona y de uno.

Interlocutor 1: Si, si, evidentemente.

Raúl: Yo creo humildemente y esto es un punto personal mío, que cuando una relación se contaminó, la relación muy difícilmente se va a salvar. Y sería importante hacer borrón y cuenta nueva porque esa relación ya se contaminó. Es muy difícil, esa persona poder verla de la manera correcta quitando todo tipo de emoción egoica. Mucho más difícil que con una persona que no conocemos, que todavía, digamos está por llegar a nuestra vida. Esa sería la respuesta.

Interlocutor 1: Vale.

Raúl: Es decir, sinteticemos el tema, por una parte dividir lo que es UN amor auténtico, EL amor auténtico, que es espiritual, que es el espíritu que está destinado a compartir nuestras vidas según una misión, que insistimos, igualmente tiene opción de caer, ¿si? Y UN amor caprichoso.

Yo no te digo EL amor de tu vida, te digo UN amor auténtico cómo reconocerlo de UN amor caprichoso. Y la manera de reconocerlo es mirando en el interior de cada uno y viendo que todavía se conserva mente analítica y que uno no realiza actos compulsivamente ni obsesivamente.

Interlocutor 1: y otra pregunta a realizarte: ¿qué pautas hay para saber que UN amor es auténtico? A parte de reconocerse, ¿hay alguna serie de pautas, de puntos a…?

Raúl: Las pautas es únicamente mirarse a uno mismo porque uno no puede mirar al otro para saber si el amor es auténtico, ni por los actos del otro, ni lo que hace o deja de hacer el otro. Se tiene que mirar a uno mismo y ver si realmente hay pureza dentro

Es mirarse uno mismo, como he dicho es asegurarse de que hay mente analítica, es asegurarse de que la persona todavía está razonando, es tratar de actuar en consecuencia con el entorno. Es decir, si yo tengo un trabajo y sé que es mi única opción, no voy a renunciar a ese trabajo por esa persona. Si yo tengo un amigo, no voy a herir a ese amigo por esa persona, se entiende, ¿no?

Es decir, es siempre, antes de tirarnos a la piscina mirar si hay agua y si no, no tirarse dentro. ¿Me entiendes, no?

Interlocutor 1: Sí, no dejarse llevar.

Raúl: Mirar los alrededores antes de cruzar la calle  porque sino los coches te arroyan. Esas son las claves.

Interlocutor 1: Vale.

Raúl: Bien, espero que haya quedado todo claro.

Interlocutor 1: Sí, creo que sí.

Raúl: Gracias.



Compartir